26 de enero de 2007

España/Paraguay.- La Cámara de Comercio de Valencia se reúne con el ministro de industria de Paraguay

VALENCIA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Cámara de Comercio Valencia, Arturo Virosque, se reunió hoy con el ministro de Industria y Comercio de Paraguay, José María Ibáñez, para tratar diversas cuestiones a cerca de las relaciones económicas entre Paraguay y España, de cara a la próxima visita a la nación española del presidente paraguayo, Nicanor Duarte, prevista para el próximo mes de mayo, según informaron hoy fuentes de la institución.

Durante el encuentro, el ministro se interesó por las acciones de promoción internacional de la institución en relación con el área sudamericana, y, junto con el presidente de la Cámara, consideraron las diferentes opciones de incrementar los contactos ínter empresariales y los intercambios comerciales entre Paraguay y la Comunidad Valenciana.

Paraguay forma parte del Mercado Común del Sur (MERCOSUR) y de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) y está clasificado por el Fondo Monetario Internacional como un país en vías de desarrollo, explicaron las mismas fuentes.

La característica principal de su economía es la dualidad entre los sectores agrícola y energético. La agricultura (27 por ciento del PIB), la ganadería y, hasta hace unos años, la extracción de maderas nobles, representan un tercio del PIB y un 90 por ciento de las exportaciones de Paraguay, que nunca ha aplicado políticas de protección a la industria (el 24 por ciento del PIB), configurándose como una economía abierta. En cuanto a la energía, es uno de los países con mayor producción per cápita de energía eléctrica del mundo gracias a las presas binacionales de Itaipú y Yacireta.

En los últimos años, la salud de la economía paraguaya se apoya en una fase de estabilidad política y en la expansión económica de Latinoamérica en general. El PIB ha crecido a una tasa media del 3,6 por ciento, lo que le ha permitido reducir la tasa de paro. La mayor contención de los precios, desde 2004 viene dada por los planes de ajuste estructural acordados con el FMI en diciembre de 2003, señalaron las mismas fuentes.

Esa fase de crecimiento económico se ha traducido en un notable incremento de las importaciones, y, en consecuencia, un deterioro del saldo exterior. La balanza por cuenta corriente pasa de un saldo positivo en 2003 y 2004 (2,3 por ciento del PIB, y 0,8 por ciento del PIB respectivamente), a saldos negativos previstos para 2006 y 2007.