6 de agosto de 2009

Estratega Goldman cree mercado alcista ya comenzó en EEUU

Por Caroline Valetkevitch

NUEVA YORK (Reuters/EP) - Las acciones estadounidenses han entrado en lo que se considera un mercado alcista y el índice S&P 500 puede subir hasta un 10 por ciento más hasta el final de año, dijo el jueves la estratega de Goldman Sachs, Abby Joseph Cohen, en una entrevista con el canal de televisión CNBC.

Goldman Sachs ve al referente del mercado Standard & Poor's 500 en un rango entre 1.050 y 1.100 puntos para final de año, dijo Cohen, que es analista de inversión senior y presidente del Instituto de Mercados Mundiales.

"Creemos que el nuevo mercado alcista ha comenzado", dijo Cohen. "Puede llegar a probarse que comenzó en marzo de este año", añadió.

Las acciones se han recuperado con fuerza desde que tocaron un mínimo de 12 años a comienzos de marzo y el índice S&P 500 ha subido un 47 por ciento desde que tocó los 666,79 puntos ese mes.

Cohen también dijo que espera que la situación laboral mejore, pero de "una manera errática".

"Parece que las pérdidas de empleo comienzan a reducirse y hay cierta creación" de puestos, dijo.

Pero "tenemos varios meses más de una situación laboral difícil, incluso si la recesión medida por el PIB o la producción industrial haya casi acabado", agregó.

El mercado del trabajo en Estados Unidos sigue débil pese a que otros sectores de la economía mejoran, y la tasa de desempleo esta apenas por debajo del 10 por ciento.

Cohen dijo que los sectores más relacionados con una recuperación económica son probablemente las mejores elecciones en estos momentos. Incluyó en ese grupo a los de energía, tecnología y empresas financieras.

"Muchos de nosotros hemos olvidado el hecho de que esas acciones (las financieras) siguen al crecimiento económico y que cuando al PIB le va bien a los servicios financieros les tiende a ir bien", dijo.

Goldman Sachs mejoró el miércoles su pronóstico de Producto Interno Bruto (PIB) para la segunda mitad del año a una tasa anual de crecimiento a un 3 por ciento, que se compara con una previsión anterior de un 1 por ciento, porque espera un aumento de producción de las empresas.

"Muchas empresas que trataron de ser muy cautas durante el año pasado realmente bajaron sus inventarios a niveles insostenibles", dijo Cohen a CNBC.

"Incluso sin una mejoría notoria de la actual demanda, las compañías necesitan más materiales en sus bodegas para seguir con sus negocios", sostuvo.