6 de agosto de 2014

Euro se debilita tras caída de Italia en recesión y aumento de tensiones en Ucrania

Por Daniel Bases

NUEVA YORK, 6 ago, 6 Ago. (Reuters/EP) -

- El euro tocó el miércoles un mínimo en nueve meses frente al dólar después de que Italia dijo que cayó nuevamente en recesión en el segundo trimestre y luego de reportarse una baja en el desempeño industrial alemán en junio, mientras los inversores eran más cautos respecto al conflicto en Ucrania.

* El dólar alcanzó un máximo nivel en 11 meses al marcar 81,716 frente a una cesta de grandes monedas, impulsado por un alejamiento de los inversores de divisas consideradas como de mayor riesgo, en medio de reportes de que se han acumulado tropas rusas en la frontera con Ucrania.

* Eso, junto con datos que muestran que la economía de Italia se contrajo inesperadamente en el segundo trimestre, hicieron que el euro llegara a cotizar hasta en 1,3331 dólares , su menor nivel desde comienzos de noviembre del 2013.

* Frente al yen, el dólar se debilitaba un 0,22 por ciento, a 102,37 yenes, por sobre su promedio móvil de 200 días. El euro, en tanto, se mantenía cerca de un mínimo nivel en dos semanas frente a la divisa japonesa, de 136,40 yenes.

* Lo que también se ha vinculado a la debilidad del euro en las últimas semanas ha sido la caída global de los precios de las acciones, pero para fondos europeos en particular.

* Otro dato positivo para el dólar fue una reducción mayor a lo esperado del déficit comercial de Estados Unidos en junio debido a una caída de las importaciones de petróleo a un mínimo en tres años y medio.

* La libra esterlina caía después de que Gran Bretaña reportó que la producción industrial y las manufacturas crecieron menos de lo esperado en junio, enfriando las expectativas de que el Banco de Inglaterra suba las tasas de interés este año.

* La libra se debilitó a un mínimo de sesión de 1,6819 dólares, para luego frenar pérdidas a una baja del 0,3 por ciento, a 1,6836 dólares.

* El miércoles comenzará una reunión de política monetaria de dos días del Banco de Inglaterra, pero los inversores no sabrán sino hasta más tarde en agosto si alguno de sus miembros apoya un alza de las tasas de interés.