15 de julio de 2009

Exportadores Alemania ven crisis crédito empeorando el 2010

BERLIN (Reuters/EP) - Alemania enfrenta un abrupto deterioro en las condiciones de crédito corporativas el año próximo mientras el impacto total de la recesión se alimenta a través de las hojas de balance de las empresas, dijo la asociación de exportadores BGA el miércoles.

"La restricción del crédito será, de acuerdo a eso, peor aun el 2010", dijo el presidente de la BGA, Anton Boerner, durante una conferencia de prensa.

Alemania ya ha acordado un plan de "banco malo" que le permita a los prestamistas despojarse de los activos tóxicos. El Gobierno espera que descargar a los activos problemáticos ayudará a los bancos a dar préstamos, entregando un impulso a la inversión y estimulando el crecimiento económico.

No obstante, el ministro de Finanzas, Peer Steinbrueck, y algunos otros encargados de las políticas se sienten preocupados de que las condiciones de crédito pudieran endurecerse, asfixiando a la mayor economía de Europa justo cuando muestra las primeras señales de estar emergiendo de su peor recesión en la era de pos guerra.

Información del Banco Central Europeo para Alemania muestra que el crecimiento anual en crédito a corporaciones no financieras bajó a un 3,9 por ciento en mayo desde un 8,5 por ciento en enero, lo que representa un descenso desde el casi 12 por ciento de octubre.

Steinbrueck ha escrito a los principales banqueros alemanes diciéndoles que tienen una responsabilidad en darle créditos a las empresas. El ministro quiere revisar la situación de crédito con ellos el 1 de septiembre.

Presentó además la idea de que el banco central del país, el Bundesbank, compre bonos corporativos para ayudar a calmar una contracción en el crédito. No obstante, un portavoz del Gobierno dijo que Alemania no estaba considerando garantizarle crédito a las empresas a través del Bundesbank.

"Tales consideraciones no están teniendo ningún rol en el Gobierno por el momento", dijo el portavoz Thomas Steg el miércoles.

La desaceleración económica global ha golpeado duro al sector exportador. La BGA espera que las exportaciones desciendan en un 18 por ciento este año, antes de incrementarse en entre un 5 y un 7 por ciento el 2010, dijo Boerner.