27 de agosto de 2009

Falta lluvias monzónicas India serían riesgo inflación:b.central

Por V. Ramakrishnan y Rajkumar Ray

MUMBAI/NUEVA DELHI (Reuters/EP) - El banco central de India advirtió el jueves que una pobre estación monzónica, que tiene a cerca del 40 por ciento de los distritos del país declarados como áreas en sequía, más probablemente impulse la inflación que frene el crecimiento.

Un día después de que los precios de los alimentos marcaron un alza de un 13,3 por ciento para los 12 meses al 15 de agosto, pese a que el índice de precios al por mayor del país cayó por undécima semana consecutiva, el Banco de Reserva de India dijo que los consejeros enfrentaban un dilema acerca del momento y ritmo de salida de una postura monetaria expansiva.

"El deficiente (período de) monzón podría afectar el panorama de la inflación más que las perspectivas de crecimiento", afirmó la institución en su reporte anual.

Las lluvias entre junio y septiembre fueron un 25 por ciento menores a lo normal hasta el 26 de agosto, informó el Gobierno. El foco de la política agrícola está aumentando progresivamente hacia la plantación acelerada de cultivos de invierno.

Rupa Rege Nitsure, economista jefe del Banco de Baroda, dijo que el Banco de Reserva estuvo acertado en alertar sobre los crecientes riesgos de las medidas monetarias y fiscales para impulsar el crecimiento, pero dijo también que los funcionarios deberían suministrar un mapa de ruta para el endurecimiento de la política monetaria.

"Las preocupaciones inflacionarias crecen día a día y la continuación de políticas expansionistas en este contexto probablemente le eche combustible al fuego", dijo.

El ministro de Finanzas, Pranab Mukherjee, citó signos positivos de la economía el jueves, aun cuando la producción de arroz va camino a un déficit de entre un 15 y un 20 por ciento mientras que 252 de los más de 600 distritos del país han sido declarados en sequía.

Sostuvo que el crecimiento económico podría acelerarse a un 8 por ciento o más en el año fiscal que termina en marzo del 2011. Para el actual año fiscal India espera un crecimiento de un 6 por ciento o más, frente al 6,7 por ciento el año pasado y el de al menos un 9 por ciento en los tres años previos.

Las exportaciones siguieron siendo bajas, cayendo un 28 por ciento en julio en comparación al año anterior. Un grupo de comercio estimó que las exportaciones del año completo probablemente alcanzarían los 167.000 millones de dólares, en línea con los 168.700 millones de dólares del año pasado.

El ministro de Comercio e Industria, Anand Sharma, dijo que el país extendería las deducciones fiscales para los exportadores, entre otras medidas para revertir una caída en las exportaciones, y estimó un aumento al doble en las ventas al exterior de bienes y servicios durante los próximos cinco años.

La producción industrial subió en un 7 por ciento en julio desde el año anterior, el segundo mes consecutivo de crecimiento vigoroso tras avanzar un inesperado 7,8 por ciento en junio. Por su parte, la demanda nacional ha seguido siendo robusta a pesar de los temores provocados por las lluvias monzónicas.