6 de abril de 2019

El FMI aprueba un nuevo desembolso de 10.870 millones de dólares para Argentina

El FMI aprueba un nuevo desembolso de 10.870 millones de dólares para Argentina
YURI GRIPAS / REUTERS - ARCHIVO

   BUENOS AIRES, 6 Abr. (Notimérica) -

   El directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) se reunió este viernes y aprobó un nuevo desembolso de 10.870 millones de dólares para Argentina, en el marco del acuerdo suscrito en 2018 entre el organismo financiero y el Gobierno del presidente Mauricio Macri.

   Tras la favorable resolución, la llegada del cuarto giro de dinero se hará efectiva a partir de la segunda quincena de abril para sumar un total de 38.900 millones de dólares recibidos por el país latinoamericano en menos de un año, alrededor del 70 por ciento del monto del crédito pactado por 57.000 millones.

   A través de un comunicado oficial, el FMI señaló que "las políticas de las autoridades que sustentan el acuerdo están dando fruto". Además, expresaron beneplácito por la reducción del "elevado déficit fiscal y en cuenta corriente, dos grandes vulnerabilidades que condujeron a la crisis financiera el año pasado".

   "La actividad económica se contrajo en 2018, pero hay indicios de que la recesión ha tocado fondo, y se espera una recuperación gradual en los próximos trimestres", aseguró la titular del ente financiero Christine Lagarde.

   Sin embargo, la directora del FMI advirtió a las autoridades argentinas sobre los "niveles de inflación que han decepcionado" y la renovada "volatilidad financiera". En este sentido, reiteró sus exigencias para que la administración de Macri continúe profundizando los ajustes en el gasto público y avance en las "reformas estructurales" que el FMI considera prioritarias en su agenda, como son la flexibilización laboral y la reforma del sistema previsional.

   Además, Lagarde sostuvo al término de las deliberaciones que "a la luz de un nivel inferior al esperado del ingreso tributario en el primer semestre del año, será crítico actuar continuamente con prudencia en la ejecución de los planes de gasto y tomar otras medidas para incrementar los ingresos fiscales a fin que la posición fiscal de 2019 llegue al balance primario".

   La semana pasada, el Gobierno argentino pidió al FMI un "waiver" o dispensa, debido a que no iba a llegar a tiempo para mostrar los informes de las cuentas públicas del mes de marzo, antes de la reunión del directorio. Sin embargo, ello no afectó el envío de la ayuda financiera.

   Los técnicos del FMI que conformaron la última misión, que concluyó el 22 de febrero, aseguraron que Argentina cumplió las exigencias contenidas en el acuerdo en lo que respecta a las metas fiscales, y pasó su consideración al directorio del organismo.

   El monto financiero de este organismo es considerado crucial por el Gobierno argentino que atraviesa una fuerte crisis económica con alta inflación, recesión, devaluación de la moneda, y alarmantes índices que dan cuenta del aumento de la pobreza y el desempleo, en un año electoral donde Macri buscará su reelección en los comicios generales del próximo mes de octubre.

Para leer más