27 de agosto de 2009

Francia advierte sus contribuciones a la UE están bajo presión

Por James Mackenzie

PARIS (Reuters/EP) - La capacidad de Francia de seguir siendo uno de los principales contribuyentes netos al presupuesto de la Unión Europea está cada vez bajo mayor presión por causa de su creciente carga de deuda, dijo el jueves el primer ministro, Francois Fillon.

En un encuentro anual de embajadores franceses, Fillon destacó que Francia pagó cada año 19.000 millones de euros (27.050 millones de dólares) a las finanzas de la UE y consiguió 14.000 millones de euros de vuelta, incluyendo subsidios agrícolas.

"Nuestros socios deberían entender que esta posición como un contribuidor neto principal -junto con Alemania- no podrá resistir las tensiones actuales en las finanzas públicas para siempre", dijo.

Las palabras de Fillon replicaron las quejas recurrentes de Alemania sobre la carga de ser el principal contribuyente neto de la UE.

Pero al mismo tiempo, Fillon hizo un llamado a una "estrategia de sentido común para salir de la crisis, que es algo que ha estado faltando hasta ahora".

Se calcula que el déficit público de Francia será de hasta un 7,5 por ciento de su Producto Interno Bruto este año -más del doble de los límites normales de endeudamiento de la UE-, ya que los ingresos fiscales han colapsado en la recesión y el gasto para financiar las medidas de estímulo ha aumentado.

Se calcula que la deuda pública, que subió a cerca de 1,4 billones de euros al final del primer trimestre, sea equivalente a un 77 por ciento del PIB para el final de este año y sea de un 88 por ciento el 2012.

Las reglas normales sobre límites al déficit han sido abandonadas, ya que los Gobiernos han gastado miles de millones de euros para mantener a los alicaídos sistemas financieros de pie y estimular la demanda.

Fillon advirtió que la situación de la deuda era "grave", con niveles de deuda en los diez países más ricos del Grupo de los 20 elevándose desde el 78 por ciento del PIB el 2008 a casi un 100 por ciento este año.

"Es indispensable que las autoridades de la UE y los estados miembros creen un programa conjunto de restablecimiento de las finanzas públicas para proteger a Europa de los riesgos de una espiral de deuda pública", dijo el primer ministro.

Francia y Alemania, esta ultima notoriamente más renuente a dejar a un lado el ortodoxo compromiso con la disciplina presupuestaria para poder avivar a la economía, deberían "superar sus aparentes diferencias en sensibilidad" para sentar un liderazgo para la UE como un todo, concluyó Fillon.

(Reuters Messaging james.mackenzie.reuters.com@reuters.net, redacción París +33 1 4949 5339; james.mackenzie@reuters.com, Mesa de Edición en Español +56 2 437 4417))

REUTERS JHO IG