6 de mayo de 2008

Francia/Iberoamérica.- Investigan la presunta implicación de Alstom en el pago de sobornos en Latinoamérica y Asia

La compañía niega su implicación y tacha de "especulaciones" las informaciones

PARÍS, 6 May. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Francia y Suiza investigan si la empresa francesa de ingeniería y transportes Alstom destinó centenares de millones de dólares al pago de sobornos para adjudicarse contratos en Asia y Latinoamérica entre 1995 y 2003, según informa el diario 'The Wall Street Journal' citando a fuentes conocedoras del caso.

De acuerdo con la información del diario, agentes de la Policía suiza viajaron la semana pasada a Brasil para investigar en colaboración con sus homólogos locales el presunto pago de 6,8 millones de dólares efectuado por representantes de la multinacional gala para hacerse con un contrato de ampliación con el suburbano de Sao Paulo valorado en 45 millones de dólares.

Asimismo, los investigadores examinan el destino de otros 200 millones de dólares que podrían haber sido abonados por Alstom en relación con proyectos hidroeléctricos en Brasil, así como en otras adjudicaciones en Venezuela, Singapur e Indonesia.

En este sentido, el rotativo afirma que los pagos relacionados con estos proyectos aparecen reflejados en documentos de la compañía que han sido obtenidos por los investigadores.

La actual investigación comenzó hace cuatro años, después de que los auditores de KPMG Fides Peat en colaboración con la Comisión Federal de Banca de Suiza descubrieran documentos que detallaban el flujo de unos 20 millones de de euros desde Alstom a diferentes empresas radicadas en Suiza y Liechtenstein desde donde llegaba a manos de representantes de la compañía francesa en Singapur, Indonesia, Venezuela y Brasil.

De acuerdo con las declaraciones realizadas a la Policía francesa por Michel Mignot, un antiguo consultor de Alstom, e Yves Barbier de la Serre, ex directivo de una filial de la compañía gala, Alstom pagó comisiones entre 1998 y 2002 para adjudicarse contratos mediante pagos provenientes de una "caja negra".

En este sentido, Mignot afirmó en una entrevista con el diario neoyorquino que simplemente estaba haciendo su trabajo y "nunca tomó un céntimo para sí mismo". "No pensaba que las transacciones fueran ilegales, puesto que se llevaban a cabo para obtener contratos de ingeniería civil en todo el mundo", añadió.

LA COMPAÑIA DESMIENTE ACUSACIONES.

Por su parte, la compañía francesa reconoció que algunos de sus empleados habían sido citados como testigos por investigadores suizos en un proceso al margen de Alstom y subrayó que las informaciones que sitúan a la empresa como objeto de una investigación por el pago de sobornos son meras especulaciones.

"Alstom subraya que ningún proceso legal tiene como objetivo a la compañía en materia de corrupción (...) El artículo reitera declaraciones o insinuaciones que ya han aparecido hace muchos meses en medios de Suiza y Alemania y se sostiene en hipótesis y especulaciones", afirmó la empresa en un comunicado.