27 de agosto de 2009

Ganancia Bank of China sube, ve desaceleración préstamos 2do sem

Por Michael Wei y Clare Jim

PEKIN/HONG KONG (Reuters/EP) - Bank of China, el mayor prestamista del país en moneda extranjera, prevé que sus créditos se desacelerarán en los próximos meses, mientras Pekín busca robustecer la liquidez de China con enormes programas de estímulo económico.

El presidente de Bank of China, Li Lihui, dijo el jueves a analistas que el ritmo de los préstamos en la segunda mitad del año probablemente se desacelerará, luego de que crecieran en el segundo trimestre, lo que le permitió anotar ganancias mejores a lo pronosticado.

El eventual fin de una escalada crediticia sin precedentes, que ayudó al avance de la tercera economía del mundo en el primer semestre, podría aminorar el crecimiento en las ganancias de los bancos, pero también reducirá la cartera vencida.

No obstante, Bank of China expresó optimismo sobre China.

"Dado que la economía china actualmente experimenta un período crítico de estabilización y recuperación, el Gobierno continuará con sus políticas macroeconómicas de mantener una política proactiva en lo fiscal y moderadamente relajada en lo monetario con miras a construir la base económica para una mayor recuperación", dijo en un comunicado.

"Como resultado, se espera que la economía nacional mantenga su avance (...) y cree un clima favorable para los bancos", agregó.

La ganancia neta de Bank of China aumentó un 10 por ciento en el segundo trimestre, a 22.550 millones de yuanes (3.300 millones de dólares), desde los 20.500 millones de yuanes en el mismo período del año anterior.

En el primer semestre, el banco registró utilidades de 41.120 millones de dólares, según declaró a la Bolsa de Hong Kong.

Seis analistas consultados por Reuters esperaban, en promedio, una ganancia neta semestral de 38.700 millones de yuanes y una trimestral de 20.130 millones de yuanes.

Su margen de interés neto se redujo a un 2,04 por ciento a fines de junio, frente a un 2,72 por ciento hace un año, en línea con la tendencia de ICBC y China Construction Bank, todos presionados por las desajustadas políticas monetarias de Pekín.

(1 dólar = 6,831 yuanes)