14 de julio de 2009

García pide velocidad en gasto para no arriesgar economía Perú

LIMA (Reuters/EP) - El presidente peruano, Alan García, pidió el martes acelerar el gasto público para no poner en peligro la meta del crecimiento económico del 3 por ciento, en momentos en que la actividad productiva local pierde velocidad, golpeada por la crisis financiera global.

García dijo que del total presupuestado para obras públicas este año, que asciende a unos 26.062 millones de soles (8.600 millones de dólares) -la mayoría en el interior del país- sólo se ha gastado un 24 por ciento al primer semestre.

"Necesitamos gastar cuanto antes el dinero, sino no va haber empleo (...) y no vamos a poder sostener nuestro país en un momento en el cual otras economías se están derrumbando", dijo García en una reunión con alcaldes de todo el país.

"Aceleren las obras porque, de lo contrario, nuestro país no va a crecer lo que podría crecer", afirmó.

El pedido de García se da tras recientes protestas sociales -en un país donde la pobreza golpea al 36 por ciento de los peruanos- que provocaron que la aprobación a su gestión cayera a un 21 por ciento, su menor nivel desde noviembre del 2008.

"Hay un permanente pedido de más recursos, pero cuando se ve en las cifras, estamos gastando la quinta parte de lo que tenemos para el año en los primeros seis meses", dijo García.

"La lógica del Gobierno es termina de gastar todo lo que tienes, y te repongo, te ayudo", agregó.

Para contrarrestar los efectos de la crisis mundial, el Gobierno ejecuta, además, un plan de estímulo fiscal con una inversión extra de 3.200 millones de dólares en el 2009, pero analistas han criticado que su aplicación marcha a paso lento.

Analistas dicen que el Gobierno, que renovó el sábado su gabinete ministerial, deberá implementar "con éxito" su plan de estímulo para contener los recientes levantamientos sociales.

García nombró el sábado como primer ministro al legislador oficialista Javier Velásquez, luego de que protestas de indígenas amazónicos contra una ley de inversiones en la selva dejaran 34 muertos y provocaran la salida de varios ministros.

"Creemos que es imperativo para la gobernabilidad de largo plazo, incentivar el gasto público en infraestructura y programas sociales a fin de saciar las necesidades de la población", afirmó un reporte de la correduría Centura.

Según analistas, la economía crecería este año entre 2,0 y 2,5 por ciento, luego de que el año pasado se expandiera un 9,8 por ciento, la tasa más alta en 14 años.

(Por Teresa Céspedes, Editado por Rodolfo Saavedra)