1 de julio de 2013

Gasto en construcción EEUU sube en mayo a máximo de casi 4 años

WASHINGTON, 1 Jul. (Reuters/EP) -

- El gasto en construcción en Estados Unidos subió en mayo a su máximo nivel en casi cuatro años debido a que los fuertes desembolsos públicos compensaron un declive en inversiones en proyectos privados no residenciales, apuntando a un crecimiento económico moderado.

El gasto en construcción aumentó un 0,5 por ciento, a una tasa anual de 874.900 millones de dólares, dijo el lunes el Departamento de Comercio. Eso siguió a un avance revisado de un 0,1 por ciento en abril.

Economistas consultados por Reuters estimaban que el gasto en construcción subiera un 0,6 por ciento en mayo tras un incremento reportado anteriormente de un 0,4 por ciento el mes previo.

El sector de la construcción está recuperando algo de fortaleza tras colapsar durante la recesión, pero el repunte se mantiene lento debido a que el mercado inmobiliario comercial y la construcción fabril aún no han tomado impulso.

El mercado inmobiliario de la vivienda está liderando buena parte de la recuperación en construcción.

En el primer trimestre, el crecimiento en el gasto en estructuras no residenciales se contrajo por primera vez en dos años.

El gasto en construcción en mayo fue impulsado por un alza del 1,8 por ciento en proyectos de construcción públicos, el mayor incremento en casi un año, tras dos meses consecutivos de declives. El gasto público en construcción tocó en mayo su mayor nivel desde noviembre del 2012.

Los desembolsos en proyectos del Gobierno federal subieron un 0,6 por ciento, en su segundo mes consecutivo de avances. El gasto estatal y local, que es mucho mayor que el de proyectos federales, saltó un 1,9 por ciento, a un máximo en seis años.

El gasto en proyectos privados de construcción se mantuvo sin cambios. Las edificaciones residenciales subieron un 1,2 por ciento, a su mayor nivel desde octubre del 2008.

El gasto había caído un 0,1 por ciento en abril y parte del aumento en mayo se debió a renovaciones, que no entrar al cálculo del Producto Interno Bruto (PIB).

El gasto en estructuras privadas no residenciales cayó un 1,4 por ciento en mayo luego de tres meses consecutivos de avances.