28 de agosto de 2009

Gasto consumidor EEUU sube 0,2 pct en julio

WASHINGTON (Reuters/EP) - El gasto de los estadounidenses en consumo subió en julio en línea con lo esperado, mostraron datos oficiales el viernes, impulsado por el programa del Gobierno de "efectivo por chatarra" que encendió la demanda de automóviles.

El Departamento de Comercio dijo que el gasto subió un 0,2 por ciento tras un alza revisada al 0,6 por ciento en junio, previamente reportada como un aumento de 0,4 por ciento.

Analistas consultados por Reuters esperaban que el gasto, que representa cerca del 70 por ciento de la actividad económica de Estados Unidos, subiera un 0,2 por ciento en julio.

Ajustado por inflación, el gasto se incrementó un 0,2 por ciento tras un alza de 0,1 por ciento en junio.

Los ingresos personales estuvieron planos en julio, dijo el departamento, mientras que los analistas encuestados por Reuters habían proyectado un aumento de 0,2 por ciento. El ingreso real disponible bajó el 0,1 por ciento.

"La cifra del ingreso personal continúa reflejando el mercado laboral anémico que enfrentamos en Estados Unidos", dijo Craig Hester, presidente ejecutivo de Hester Capital Management en Austin, Texas. "Todavía estamos destruyendo empleos, no creándolos, y eso va a presionar el ingreso personal por cierto tiempo".

"En lo que respecta inflación, no vemos la cifra como una gran sorpresa", agregó. "No creemos que la inflación sea algo de lo cual tengamos que preocuparnos hasta que la economía cobre fuerza. Creemos que para lo que resta del año, tendremos otras cosas de qué preocuparnos, pero a lo largo del camino, debido a la cantidad de dinero que el Gobierno ha inyectado a la economía, tendremos más adelante temas de inflación".

No obstante, los desembolsos en salarios privados se incrementaron en 6.700 millones de dólares en julio tras una caída de 24.500 millones de dólares en junio.

Como bajó el ingreso disponible, la tasa de ahorro cayó a un ritmo anual de 458.500 millones de dólares, por lo que la tasa de ahorro descendió a 4,2 por ciento desde 4,5 por ciento en junio.