20 de septiembre de 2009

Gates fustiga a críticos de plan de defensa misiles EEUU

WASHINGTON (Reuters/EP) - El secretario de Defensa de Estados Unidos Robert Gates fustigó el sábado a los críticos de un nuevo plan de defensa de misiles para Europa e insistió que no era una concesión a Rusia, como sostienen algunos.

Gates, un republicano que se desempeñó en posiciones importantes en los Gobiernos del ex presidente estadounidense George H.W. Bush y su hijo, el ex presidente George W. Bush, escribió en un artículo de opinión para The New York Times que los cuestionamientos al plan eran equivocados.

"Creo que es una propuesta muy pragmática. Desde que asumí este puesto, he encontrado que cuando se trata de la defensa de misiles, algunos sostienen una opinión que limita con la teología, que observa a cualquier cambio de planes o cualquier cancelación de un programa, como un abandono o incluso un alejamiento de la fe", dijo Gates.

El objetivo del plan de misiles es contrarrestar la amenaza de un ataque de misiles desde Irán, no de Rusia.

El plan de Bush apuntaba a interceptar misiles iraníes de larga distancia, pero Irán aún no ha desarrollado misiles de largo alcance y la inteligencia estadounidense determinó recientemente que Teherán difícilmente tenga tales misiles hasta entre el 2015 y el 2020.

Como resultado, Gates cambió el plan para contrarrestar la posibilidad de misiles de corto y mediano rango.

Moscú había protestado contra el plan de Bush porque se basaría en República Checa y Polonia. Los líderes de esas naciones estaban contentos con el plan de Bush porque lo veían como una protección contra la cercana Rusia.

Bajo el nuevo plan de Obama, Estados Unidos inicialmente emplazará barcos con sistemas de intercepción de misiles y en una segunda fase, desplegará sistemas de defensa en tierra.

Desde que se anunció el plan, Gates ha estado recibiendo críticas de los republicanos y de muchos analistas militares. Los demócratas y expertos en control de armas han elogiado el plan.

El senador John McCain, principal republicano en el Comité de Servicios Armados del Senado, llamó al nuevo plan "equivocado" y dijo que era una concesión a Rusia y una derogación de un acuerdo entre Estados Unidos, República Checa y Polonia.