14 de julio de 2009

Geithner dice recesión está cediendo y que EEUU está mejorando

Por Glenn Somerville

JEDDAH, Arabia Saudita (Reuters/EP) - El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo el martes que los esfuerzos para contrarrestar la crisis financiera global están comenzando a dar frutos, y reconoció que Estados Unidos tiene un deber especial en incentivar la recuperación.

"Dado el rol del dólar en el sistema financiero internacional y el impacto significativo de la economía estadounidense en las condiciones de la economía global, entendemos plenamente que tenemos una responsabilidad especial que asumir", escribió el funcionario en comentarios preparados para pronunciar ante la Cámara de Comercio de Jeddah.

Geithner, quien arribó el fin de semana a Arabia Saudita desde Londres, busca reafirmar a los estados del Golfo Arabigo que su país quiere sus inversiones y que sus activos en dólares estadounidenses están seguros.

El secretario viajará el miércoles a los Emiratos Arabes Unidos y hará una parada en París el jueves.

Como hizo en Londres, Geithner dijo que la economía global enfrenta varios desafíos pero exhibió una posición tranquilizadora acerca de las posibilidades futuras si un apoyo "estable, vigoroso y sostenido" continúa hasta que la inversión privada y el gasto lleven a una recuperación.

"La fuerza de la recesión global está retrocediendo", dijo Geithner. "Por primera vez en varios trimestres, el FMI (Fondo Monetario Internacional) y una serie de analistas privados está comenzando a revisar al alza sus pronósticos de crecimiento en la segunda mitad de este año y el próximo", agregó.

El funcionario dijo que era vital estabilizar y reparar el dañado sistema financiero estadounidense y esbozó esfuerzos para hacerlo.

"Ninguna recuperación es posible sin reparar las instituciones y mercados que son críticos para la oferta de crédito", señaló Geithner.

El secretario dijo que un programa de estímulo económico por 787.000 millones de dólares, diseñado para impulsar la demanda durante un período de dos años, tendrá su mayor impacto en la parte del gasto durante los próximos seis meses.

Geithner no mencionó los pedidos de algunos legisladores estadounidenses para considerar otros paquete de estímulo en lugar de enfatizar la necesidad de paciencia con el paquete actual.

Asimismo, advirtió que tardará "considerablemente más tiempo" hacer que la economía global vuelva a la senda del crecimiento sostenido, e hizo notar que el FMI recientemente actualizó su pronóstico global, apostando por un crecimiento de un 2,5 por ciento para el 2010.

Eso "es más lento que lo típico para las recuperaciones, pero no obstante sigue siendo recuperación", indicó Geithner.