31 de agosto de 2009

Gobernador EEUU, a favor de sucesor Kennedy

Por Ross Kerber

BOSTON (Reuters/EP) - El gobernador de Massachusetts respaldó el lunes una propuesta para nombrar a un sucesor interino del fallecido Edward Kennedy en el Senado de Estados Unidos, una medida que podría permitir a los demócratas retener una mayoría fundamental en la cámara.

El gobernador Deval Patrick también convocó elecciones el 19 de enero para reemplazar a Kennedy, cuyo mandato concluía en el 2012.

Kennedy pidió antes de morir la semana pasada que se cambiara la ley estatal para que se pudiera nombrar un sustituto que ocupara su puesto durante los cinco meses que transcurrirán hasta que se celebren las elecciones.

La muerte de Kennedy priva a los demócratas del voto número 60 en el Senado de Estados Unidos, compuesto por 100 escaños. Si se mantienen unidos, tienen el suficiente apoyo como para superar los bloqueos rutinarios de los republicanos a las leyes.

Los legisladores de Massachusetts dijeron el lunes que celebrarán una audiencia el lunes que viene para discutir cambiar la ley del estatal de forma que el gobernador pudiera nombrar a un sustituto.

"Continuaré trabajando con el poder legislativo sobre la normativa que autoriza un nombramiento interino en el Senado de Estados Unidos", dijo Patrick en una rueda de prensa.

"Es el único modo de asegurar que Massachusetts está totalmente representada hasta que los votantes elijan a nuestro próximo senador en enero", agregó.

Patrick agregó que era demasiado pronto para discutir quién podría ser el potencial sucesor temporal.

Entre los posibles candidatos están la fiscal general del estado, Martha Coakley, varios miembros del Congreso y el sobrino de Kennedy, Joseph Kennedy II, un ex representante de Estados Unidos por Massachusetts.

La viuda de Kennedy, Victoria, también ha sido mencionada, pero Patrick indicó que no estaba interesada.

Kennedy fue enterrado el sábado. Falleció el martes a causa de un tumor cerebral a los 77 años, tras pasar 47 en el Senado, donde se convirtió en uno de los legisladores más poderosos y un ávido partidario de la reforma del sistema sanitario.

Si no se cubre su vacante temporalmente, Massachusetts se quedará con un sólo senador durante cinco meses mientras el presidente Barack Obama está intentando que se apruebe una reforma del sistema de salud de 2,5 billones de dólares.

(Con reporte adicional de Thomas Ferraro en Washington, Ross Kerber y Svea Herbst-Bayliss en Boston; Traducido por Redacción de Madrid; Editado en Español por Juana Casas)