15 de febrero de 2012

El Gobierno de Brasil congelará 22.200 millones de euros de su presupuesto de 2012

DUBAI, 15 Feb. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Brasil congelará unos 50.000 millones de reales (22.200 millones de euros) en varias partidas de su presupuesto de 2012 para poder cumplir con las reducciones de deuda y anticipándose a una posible disminución de los ingresos, según informó este miércoles el ministro de Comercio e Industria, Fernando Pimentel.

"Estará en esta área de 50.000 millones de reales para este año, quizá un poco más. Cada año, el Gobierno anuncia este tipo de congelamiento presupuestario a comienzos de año; es una medida de cautela", explicó Pimentel a Reuters durante una visita oficial a Dubai.

"Mantenemos nuestra deuda pública bajo un control muy estricto para evitar lo que ha pasado en Europa. Es por ello que hay un congelamiento presupuestario preventivo", añadió. La supresión de esta cifra equivale al 3 por ciento del dinero del presupuesto de este 2012 y supone la misma cifra anunciada el año pasado.

El ministro aseguró además que la producción industrial crecería por encima del 0,3 por ciento registrado en 2011. "Encontramos que el 0,3 por ciento del año pasado fue muy poco, queremos que crezca más rápido que eso, pero esto es difícil de proyectar porque estamos en un escenario internacional de crisis", señaló. "Estamos trabajando con una cifra de entre 1,5 y 2 por ciento para este año", dijo.

Pimentel explicó que el Ejecutivo pretende impulsar las exportaciones e invertir en la industria del automóvil con el impulso de una industria local de repuestos. El ministro indicó que las empresas de fabricación de vehículos presentes en Brasil son todas multinacionales. "Queremos que ellas compren sus repuestos en Brasil", añadió.

Sobre la industria textil y electrónica, las autoridades brasileñas han pedido a China que disminuya de forma voluntaria las exportaciones de estos productos a su país. Pimentel comenzó que actualmente están negociando con Pekín. "Queremos una relación de largo plazo con China, que tiene que acomodar los intereses estratégicos de los dos países y reducir las tensiones locales", indicó.