21 de septiembre de 2015

Gobierno y empresas españolas, comprometidos con la RSC en Iberoamérica

   MADRID, 21 Sep. (Notimérica) -

   "La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) supone un compromiso con el desarrollo para incrementar al máximo los impactos sociales positivos de la actuación de las empresas y reducir al mínimo los negativos". Así comienza el informe 'Las empresas españolas crean valor. RSC en Iberoamérica', un escrito a cargo de Marca España donde se insta a las compañías a continuar promoviendo su faceta más social.

   El informe ha sido presentado este lunes en la Casa de América de Madrid por el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez; el presidente de Telefónica, César Alierta y el presidente de Forética, Alberto Durán.

   Todos ellos han coincidido en destacar la importante labor que las empresas españolas están haciendo en la última década en el mundo en general y en Iberoamérica en particular; una región en la que de estas políticas sociales se benefician ya más de 25 millones de personas gracias a una inversión de más de mil millones de euros anuales.

   El informe, de más de 150 páginas, recoge las actuaciones en esta materia de grandes empresas españolas como Banco Santander, Iberdrola, Telefónica, Mapfre o ACS, entre otras, y resalta las tres grandes líneas de actuación que siguen todas ellas: Transparecia y buen gobierno, Protección medioambiental y Acción social para el desarrollo.

   Durante la presentación, la ministra Fátima Báñez ha resaltado que "para hacer inclusión social no hay nada mejor que crear empleo" y que "desde el Gobierno hemos querido sumar en lo social y estamos muy comprometidos con la RSC". Según ha expresado la ministra, fomentar que las empresas asuman su responsabilidad social es "una apuesta estratégica de España" ya que, a su juicio, de este modo ganan los trabajadores, las empresas y la sociedad en general.

   Por su parte, Durán ha destacado su convencimiento de que "la presencia de las compañías españolas en Iberoamérica es una oportunidad para hacer las cosas bien y mostrar al mundo nuestra capacidad de contribuir a los retos sociales" y ha afirmado que competitividad y sostenibilidad son "dos caras de la misma moneda".

   El presidente de Telefónica, César Alierta, ha señalado que todavía "queda camino por hacer", pero ha insistido en la importancia de contribuir a la educación de los pueblos latinoamericanos y a lo que él denomina 'sanidad digital'; un método que consiste en enseñar a los jóvenes de las zonas más rurales a utilizar las tecnologías ya que eso les permitirá acceder más fácilmente a puestos de trabajo. "Es muy barato, les facilita el acceso al empleo, los Gobiernos lo valoran y legitimiza muchísimo a la Marca España", ha añadido.

   Por último, García-Margallo ha recordado que "somos muy buenos en sectores tecnológicos y energéticos" y que "estamos conquistando concursos en todo el mundo". "La RSC era una asignatura pendiente, pero desde hace años estamos comprometidos con una América Latina que nos quiere, nos aprecia y nos respeta tanto como nosotros a ella", ha concluido.