18 de junio de 2009

Gobierno México espera caída en demanda de vivienda en 2009

MEXICO DF (Reuters/EP) - La demanda de vivienda en México caería hasta un 7.1 por ciento este año, dijo el jueves el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, en medio de una profunda recesión económica, que ha generado la pérdida de miles de empleos y cautela en los compradores.

El Gobierno mexicano proyecta una contracción de la economía este año del 5.5 por ciento a tasa anual debido a la recesión en Estados Unidos, destino de alrededor del 80 por ciento de las exportaciones mexicanas.

La severa recesión -no vista desde la desastrosa Crisis del Tequila de mediados de la década de 1990- está motivando el cierre de empresas y el despido de cientos de miles de trabajadores, lo que impactará al sector de la vivienda.

"La demanda de vivienda será este año 7.1 por ciento menor que la registrada en 2008", dijo Carstens al participar en un foro de la Asociación Hipotecaria Mexicana.

No obstante, algunos constructores de vivienda como Geo y Homex han dicho que esperan un aumento de hasta del 10 por ciento en sus ventas de este año, ya que se están enfocando en sectores de la población de bajos ingresos, que reciben apoyos del Gobierno para la compra de casas.

Según los constructores, la crisis económica representa una oportunidad para los grandes jugadores de consolidarse y ampliar su participación en el mercado mexicano, repleto de otros jugadores de menor tamaño y escasa experiencia.

"Los desarrolladores pequeños y con menor capitalización, así como algunas instituciones financieras, podrían desaparecer o incluso ser adquiridas", dijo la calificadora Fitch en un reporte reciente.

El director ejecutivo de Geo, Luis Orvañanos, dijo a Reuters en mayo que la empresa había ampliado sus canales de venta para tratar de compensar el freno en la demanda generada por la contracción económica.

El mayor organismo para el financiamiento de la vivienda en México es el estatal Infonavit, que se financia principalmente con la recuperación de cartera y los aportes de empresas que tienen afiliados a sus trabajadores. Además, se apoya en la emisión de deuda respaldada en hipotecas.