17 de mayo de 2015

GRÁFICO: El salario mínimo y la renta media en Latinoamérica

  • GRÁFICO: El salario mínimo y la renta media en Latinoamérica
REUTERS

MADRID, 17 May. (Notimérica) -

   El crecimiento en América Latina disminuyó hasta un 0,8 por ciento en 2014, pero con diferentes desarrollos a lo largo de la región. La caída de la economía se ha notado también en dos datos relevantes para el trabajador y el consumidor: El Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y la renta per cápita.

   En América del Sur fue donde más se sintió la caída, por motivos internos, que se combinaron con el enfriamiento de la economía de China y la caída general de los precios de las mercancías, lo que motivó que también cayeran algunas de las economías más punteras de la zona, según revelan los datos del Banco Mundial (BM).

   En contraste, el crecimiento en América del Norte y central fue mucho más intenso, incrementado por el fortalecimiento de la actividad en Estados Unidos y el índice de exportaciones, lo que debería suponer un aumento del Producto Interior Bruto (PIB) regional a una media de un 2,6 por ciento entre 2015-2017.

   El PIB regional agregado (la media de los PIB de cada uno de los países de la región) se redujo considerablemente hasta el 0,8 por ciento en 2014, lo que implica que el crecimiento regional ha sido menos de un tercio que el logrado en 2013, que a su vez fue el más lento de los últimos 13 años, con la única excepción del año 2009.

   Sin embargo, hubo tendencias divergentes en los distintos países. Los que más crecen son Bolivia, Colombia, Ecuador y Paraguay, y los que más se reducen son Argentina, Brasil y Venezuela. Sólo América del Sur tuvo una caída del 2,9 por ciento en 2013 al 0,2 por ciento en 2014.

   En contraste, debido a su proximidad estratégica con Estados Unidos, el crecimiento en América Central alcanzó un 2,4 por ciento en 2014, liderado por México.

EL PAPEL DE LA CLASE MEDIA.

   Un punto clave que explica la caída general de la economía en América Latina es la destrucción de la clase media, según reveló un informe de la agencia calificador Moody's a finales del año pasado.

   Un reciente estudio del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ha revelado que la clase media (con ingresos entre 10 y 50 dólares al día) llegó a 82 millones de personas en el siglo XXI, pasando del 21 por ciento de la población en 2000 al 34 por ciento en 2012.

   El consumo de esta clase media, que fue clave en el crecimiento regional de la última década, está cayendo en el sector automotriz, inmobiliario, de viajes aéreos y de créditos bancarios. Por eso, este repliegue profundizará la desaceleración este año.

   A esta conclusión llegó Moody's para seis países que representan más del 90 por ciento del PIB regional -Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú- se añaden testimonios de otros países como Venezuela.

EL SALARIO MÍNIMO INTERPROFESIONAL.

   El Salario Mínimo Interprofesional (SMI) fija la cantidad retributiva mínima que percibirá el trabajador, sin distinciones del trabajo o sector en que se encuentre, su sexo, edad o contrato laboral.

   En lo que se refiere al SMI en Latinoamérica, hay algunos países con un mínimo muy inferior a la media de la región (354 dólares), como es el caso de Cuba, que tiene un SMI de tan sólo 20 dólares.

   En la isla 'castrista', los salarios son más bajos al tener cubiertas necesidades básicas, en la mayoría de casos, como la vivienda. Además, los alimentos de consumo básico están racionados y se pueden obtener con cartillas a precios subvencionados.

   El país con el mejor SMI es Venezuela (885), después de que el presidente, Nicolás Maduro, lo incrementase este año como medida popular con el objetivo de frenar la caída de su apoyo y para combatir la dura situación económica.

   Le siguen Colombia (644), Panamá (624), Costa Rica (516) y Argentina (433). En el otro lado, los países con el SMI más bajo, además de Cuba (20), son México (111), Nicaragua (115), Perú (240) y El Salvador (242).

   Además, el presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció el pasado 1 de mayo, con motivo del Día Internacional del Trabajador, que iba a aumentar el SMI un 20 por ciento, así que Bolivia podría cambiar esta cifra en los próximos meses.

LA RENTA PER CÁPITA.

   La renta media o per cápita es un índice económico que se obtiene al dividir dos variables, el PIB nacional y el número de habitantes. La renta per cápita permite conocer el salario medio que percibe un trabajador en el país estudiado.

   Aunque hay elementos asociados que inciden en el valor real de la renta per cápita, como el nivel de vida del país (seguridad, salud, etc.), o el costo de vida del país, la renta per cápita se constituye como uno de los ingredientes que mide la calidad de vida del trabajador.

   Según datos del International Monetary Fund (IMF), la renta per cápita de Chile es la más elevada de la región (24.170 dólares al año). Le siguen: Argentina (22.459), Panamá (21.634) y Uruguay (21.387).

   Los países con la peor renta per cápita de la región son: Honduras (379), Nicaragua (418), Bolivia (544) y El Salvador (731).