27 de agosto de 2009

Gran Bretaña informa merma en nuevos casos de influenza H1N1

LONDRES (Reuters/EP) - La cantidad de nuevos casos de gripe H1N1 está disminuyendo drástica y constantemente en Inglaterra, aunque aún se espera una segunda ola del virus potencialmente letal, señaló el jueves el máximo asesor en salud del Gobierno de Gran Bretaña.

El jefe médico británico, Liam Donaldson, dijo que hubo alrededor de 5.000 nuevos casos de la influenza pandémica la semana pasada, comparado con 11.000 de los siete días previos.

"Se espera una segunda ola, pero su momento de llegada no puede pronosticarse con exactitud", expresó Donaldson en una conferencia de prensa.

El número total de muertos desde el primer diagnóstico del virus alcanzó los 57 en Inglaterra, tres más que la semana pasada.

No obstante, la mayoría de los casos sigue siendo leve y no hay señales de que el virus esté mutando o volviéndose más severo. Los bebés de menos de 1 año y las personas jóvenes de entre 15 a 24 son los dos grupos más vulnerables.

Los funcionarios de salud británicos indicaron que la compañía estadounidense Baxter International envió las primeras 200.000 dosis de una vacuna contra la gripe. Pero la medicina aún no puede usarse porque primero debe ser aprobada por los reguladores, un proceso que acabaría a comienzos de octubre.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el 11 de junio que el brote de la cepa H1N1, iniciado en México y Estados Unidos en abril y que se expandió rápidamente a todo el mundo, constituía la primera pandemia de gripe del siglo XXI.

Durante el siglo XX, tres pandemias de influenza causaron la muerte de millones de personas en el mundo: las de 1918, 1957 y 1968.