14 de agosto de 2009

Gran Bretaña suspende Gobierno en Turcos y Caicos por corrupción

Por Christina Fincher

LONDRES (Reuters/EP) - Gran Bretaña ordenó el viernes la suspensión del Gobierno de su territorio caribeño de Turcos y Caicos, después de que una investigación hallara evidencia de corrupción generalizada.

Gran Bretaña sostuvo que la medida era necesaria para restablecer un buen Gobierno y gestión en el territorio, que busca convertirse en un centro financiero externo para el país europeo.

El Gobierno británico inició una investigación sobre la presunta corrupción el año pasado, que arrojó "claros signos de amoralidad política e incompetencia administrativa generalizada".

La suspensión del Gobierno significa que Gran Bretaña tomará control directo de los asuntos en la isla, cuya población es cercana a las 32.000 personas. El territorio es promocionado en avisos turísticos como un paraíso de playas vírgenes y arrecifes de corales.

"Luego de cuidadosas consideraciones, he instruido al gobernador poner en vigor hoy un decreto ley que suspenda el gobierno ministerial y la Casa de Asamblea por un periodo de hasta dos años, para permitirle al gobernador poner los asuntos de la isla en orden", dijo en una declaración el ministro de Relaciones Exteriores británico, Chris Bryant.

Gran Bretaña anunció planes de remover el gabinete y la asamblea electa de la colonia caribeña en marzo. La Corte de Apelaciones desestimó una impugnación jurídica a esa iniciativa el miércoles, permitiéndole al país imponer normas directas.

El gobernador del territorio, Gordon Wetherell, dijo que la medida no significaba "una toma de control británica".

"Los servicios públicos continuarán funcionando para la gente de las islas de Turcos y Caicos, como debería ser", señaló. "Creo que la mayoría de los turcocaiconeses se me unirán y agradecerán estos cambios", manifestó.