15 de agosto de 2009

Hamas ataca a aliados de Al Qaeda, más de 20 muertos

* Líder y sirio entre los más de 20 muertos

* Hamas ataca a islamistas rivales tras llamado a emirato

* Violencia muestra tensión dentro de enclave costero

Por Mohammed Salem

RAFAH, Franja de Gaza (Reuters/EP) - Islamistas palestinos de Hamas devolvieron el golpe asestado por Al Qaeda en su bastión en la Franja de Gaza al tomar por asalto una mezquita en incursiones que provocaron la muerte de 28 personas, entre ellas el líder del grupo disidente Jund Ansar Allah o "Guerreros de Dios", Abdel-Latif Moussa.

Cuando terminaron los combates en el pueblo de Rafah en la mañana del sábado, Hamas dijo que el físico y clérigo que dirigía el grupo y que había proclamado un "emirato islámico" en una mezquita el viernes estaba muerto, al haberse inmolado junto con un asesor sirio, matando a un mediador que trataba de negociar una tregua.

Hamas ha gobernado en el enclave costero desde la expulsión en el 2007 de las fuerzas de Fatah, la facción del presidente palestino Mahmoud Abbas, quien cuenta con apoyo de Occidente para su Gobierno ahora instalado sólo en la ocupada Cisjordania.

Los sangrientos enfrentamientos internos desde entonces han expuesto desafíos a Hamas en su flanco radical islamista pan-árabe, mientras el movimiento nacionalista intenta alcanzar aceptación internacional y el levantamiento de un embargo israelí que evita la reconstrucción en la franja.

Entre los muertos de Guerreros de Dios hubo ex combatientes de Hamas, que querían reglas islámicas más estrictas. Bajo Hamas, dicen, la imposición del velo para las mujeres y la prohibición del alcohol ha sido irregular. El líder de Hamas en Gaza, Ismail Haniyeh, dijo que los radicales han pervertido a los jóvenes.

El grupo de Moussa "quería un retorno a la anarquía", dijo Ehab al-Ghsain, portavoz del Ministerio del Interior para el Gobierno de Hamas.

"Hemos dicho que aquí no hay posibilidad de un retorno a la anarquía".

Mientras la policía de Hamas perseguía a más partidarios de Moussa y de los Jund Ansar Allah tras lo que lo que residentes en la ciudad de Rafah describieron una noche de violencia horrorosa, un sitio en internet relacionado con Al-Qaeda denunció a Hamas como un "grupo criminal", que imitaba las tácticas israelíes y que desvirtuaba las leyes islámicas.

Las fuerzas de Hamas dejaron que la prensa entrara en Rafah posteriormente en el día, pero no dejaron fotografiar los funerales de los policías.

Después de que Abbas encabezara un encuentro en Cisjordania, su partido, la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) dijo que la violencia mostraba que los rivales islamistas estaban convirtiendo a Gaza en una base para radicales anti-occidentales.

Hani Habib, un analista palestino, dijo que Hamas quería mostrar a los residentes de Gaza que estaban bajo una mando único. Pero agregó: "Su principal objetivo es enviar un mensaje a Occidente de que puede suprimir y abortar cualquier avance posible de más grupos radicales. Hamas quería decir que es una facción islamista, pero moderada".

SALDO DE MUERTOS

Funcionarios de Hamas dijeron que murieron 22 personas, entre ellas tres niños y otros tres civiles, además de seis policías. El Centro Palestino para los Derechos Humanos fijó la cifra de muertos en 28, con cerca de 100 personas heridas en Rafah, pero no dieron un desglose de la cifra.

Funcionarios de Hamas dijeron que uno de los hijos de Moussa también murió, junto con el asesor sirio Khaled Banat, conocido como Abu Mohammed al-Mujahir.

Su presencia es contraria a las declaraciones de líderes de Hamas que el viernes dijeron que no había agentes extranjeros de Al Qaeda en Gaza.

Analistas dicen que la aparición de grupos como los "Guerreros de Dios" refleja la frustración popular de los 1,5 millones de habitantes de Gaza, aislados por el bloqueo israelí.

Maha Azzam de Chatham House en Londres dijo: "Lo que ha ocurrido en Gaza en los últimos meses, la invasión israelí y la situación económica, ha significado un extremismo renovado en los bordes (...) No significa una expansión de Al Qaeda al interior de Gaza".