14 de agosto de 2009

Helicópteros de guerra de Pakistán matan a 11 talibanes

Por Hafiz Wazir

WANA, Pakistán (Reuters/EP) - Helicópteros de guerra de Pakistán atacaron el jueves bases de los talibanes, matando a 11 milicianos y manteniendo la presión contra el grupo, luego de que la semana pasada se reportó la muerte del principal líder talibán del país en un bombardeo estadounidense.

El enviado especial de Estados Unidos para Afganistán y Pakistán, Richard Holbrooke, dijo este miércoles que hay signos de desconcierto al interior del grupo tras la posible muerte de Baitullah Mehsud.

Los esfuerzos de Pakistán, país que posee armas nucleares, por terminar con los milicianos islamistas en su lado de la frontera son vitales para las intenciones de Estados Unidos de estabilizar a Afganistán, donde los talibanes han amenazado con interferir la elección presidencial del 20 de agosto.

Funcionarios de Pakistán y Estados Unidos están casi seguros de que Mehsud murió el 5 de agosto junto a su segunda esposa y a algunos guardaespaldas en un ataque contra la casa de su suegro en Waziristán del Sur, cerca de la frontera afgana.

Pero los colaboradores de Mehsud insisten en que el líder miliciano está vivo.

Los helicópteros pakistaníes atacaron varias bases dirigidas por Hakeemullah Mehsud, uno de los principales comandantes de Mehsud y quien es considerado como su posible sucesor, en las regiones tribales de Kurram y Orakzai, habitadas por la etnia pashtun, en el noreste de Waziristán del Sur.

"Tenemos reportes de que ocho milicianos han muerto", dijo a Reuters Fazal Rahim, un funcionario de gobierno en Orakzai.

Un agente de inteligencia en la cercana región de Kurram dijo que tres milicianos murieron en ataques aéreos en la zona.

Horas después, un anciano de una tribu pashtun favorable al Gobierno y tres personas más fueron asesinados en un ataque con bomba en Waziristán del Sur.

"El viajaba en su auto cuando un suicida con bomba que manejaba una motocicleta se inmoló", dijo un agente de inteligencia en Wana, la capital de Waziristán del Sur.

ENFRENTAMIENTO DE FACCIONES

El líder, Khadeen Wazir, uno de sus colegas y dos transeúntes murieron, agregó el agente. Otro funcionario de seguridad dijo que Wazir y otras cuatro personas murieron en la explosión, accionada por control remoto.

Nadie se ha atribuido la responsabilidad del ataque, a pesar de que Mehsud y sus hombres tienen un largo historial de asesinar a sus rivales favorables al Gobierno.

Los enfrentamientos entre los hombres de Mehsud y miembros de una facción rival empezaron desde que se reportó la muerte del líder talibán.

Al menos siete milicianos que se oponen a Mehsud murieron y cuatro fueron capturados el miércoles por los hombres del líder talibán en un ataque cerca de Waziristán del Sur.

Miembros de la facción contraria a Mehsud, guiada por un comandante conocido como Turkestán Bitani, atacaron posteriormente una aldea habitada por personas leales a Mehsud y secuestraron a 15 hombres, dijeron los residentes y funcionarios de inteligencia.

Mehsud es líder del pakistaní Tehrik-e-Taliban, o Movimiento Talibán de Pakistán, una alianza de cerca de 13 grupos milicianos.

El líder talibán ha sido acusado de una serie de ataques suicidas y con bomba en todo el país, incluido el asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto en diciembre del 2007.

Si se confirma su muerte, sería un gran golpe para los talibanes en Pakistán.

Mehsud enfocó sus esfuerzos en combatir a las fuerzas de seguridad pakistaníes y los analistas dicen que pudo ser reemplazado por un comandante más decidido a expulsar a las tropas occidentales de Afganistán.