12 de diciembre de 2016

La IATA, crítica con la situación de las aerolíneas latinoamericanas, que ingresarán 100 millones menos en 2017

La IATA, crítica con la situación de las aerolíneas latinoamericanas, que ingresarán 100 millones menos en 2017
AEROLÍNEAS ARGENTINAS

MADRID, 12 Dic. (Notimérica) -

Las aerolíneas latinoamericanas registrarán unas ganancias netas de 200 millones de dólares en 2017, cien millones menos de lo que se prevé para el ejercicio de 2016, según las últimas previsiones para el próximo año presentadas por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

Se espera que el beneficio por pasajero sea de 0,76 dólares, lo que representa un margen de beneficio neto del 0,7 por ciento. Asimismo, la capacidad crecerá un 4,8 por ciento por delante de la demanda que suele ser del 4 por ciento.

A pesar de que existen algunos signos de mejora en las divisas y en las perspectivas económicas de la región, las operaciones siguen enfrentándose a auténticos desafíos de operación, como deficiencias de infraestructura, altos impuestos y una creciente regulación en todo el continente.

IATA ha afirmado que "las aerolíneas latinoamericanas han afrontado un entorno duro, con mercados domésticos y de divisas débiles, pero ello está comenzando a revertir y habrá alguna mejora en 2017".

El transporte aéreo en América Latina, que cuenta con un fuerte grupo de aerolíneas que compiten con sus rivales de Estados Unidos, Europa y el Golfo, genera 5,4 millones de empleos y contribuye con 176.000 millones de dólares al Producto Interior Bruto (PIB).

Sin embargo, "la mayoría de los países, con excepción de Panamá y Chile, no han creado las condiciones para que prospere el transporte", ha añadido la asociación, debido a las regulaciones onerosas que no están en sintonía con los estándares globales, unas tasas excesivas y unos cargos y políticas de combustible que no se adaptan a las mejores prácticas globales.

Por su parte, Venezuela sigue bloqueando la repatriación de cerca de 3.800 millones de dólares de fondos de la industria en contra de las obligaciones internacionales.

"Todo ello significa que hacer negocio en América Latina es muy difícil y a menudo más caro que en otras regiones", sostiene la asociación, que opina que deben surgir de los gobiernos las mejores prácticas y ver la aviación como "el gran motor económico que es y no solo como un objetivo fácil para recaudar impuestos".

En comparación con regiones como Norteamérica, la diferencia de la rentabilidad es "extrema" en el caso latinoamericano, dado que el beneficio neto por pasajero en el caso de la primera región ascendió a 18,12 dólares en 2016.

Mientras las aerolíneas registran beneficios en Estados Unidos, Europa, Asia Pacífico y Oriente Medio, las líneas aéreas latinoamericanas tienen dificultades para llegar a una posición neutra, es decir para no registrar pérdidas.