29 de noviembre de 2007

Iberoamérica.- La cumbre hispano-italiana abordará las "sinergias" en Latinoamérica tras entrada de Enel en Endesa

ROMA, 29 Nov. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

Las posibles "sinergias" en América Latina derivadas de la adquisición de Endesa por parte de la eléctrica italiana Enel figurará entre los temas de la cumbre bilateral hispano-italiana que se celebrará el próximo 5 de diciembre en Nápoles y en la que participarán el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el primer ministro de Italia, Romano Prodi, según informó hoy en una rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Exteriores de Italia, Pasquale Ferrara.

Durante el encuentro se abordarán los temas relativos a la "colaboración industrial" entre ambos países, entre los que sobresale la reciente entrada de Enel en el accionariado de Endesa, especialmente por las "sinergias" que pueden generar, dada la importante presencia de la española en el mercado sudamericano, concretó.

De hecho, otro de los temas centrales de la cumbre será la "colaboración" en las relaciones con América Latina, y cuyo objetivo será "reforzar" los vínculos entre ésta e Italia, aunque también con la Unión Europea en general. Esta iniciativa italiana "no está en competición" con el papel "histórico" y "reconocido por todos" que juega España en América Latina, matizó.

Asimismo, se tratarán las cuestiones relativas a "los flujos migratorios", especialmente los procedentes de África, así como del "futuro de la Unión Europea (UE)", y de la situación en Líbano, Kosovo y Afganistán.

Ferrara concretó que, además de Zapatero y Prodi, participarán los ministros de ambos países de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos y Massimo D'Alema; Justicia, Mariano Fernández Bermejo y Clemente Mastella; Defensa, José Antonio Alonso Suárez y Arturo Mario Luigi Parisi; Industria, Joan Clos i Matheu y Pier Luigi Bersani; y Transportes e Infraestructuras, Magdalena Álvarez Arza y Alessandro Bianchi.

Ferrara destacó la "intensidad" y "diversificación" actual de las relaciones bilaterales entre España e Italia, sobre todo desde el punto de vista "económico", aunque también en el ámbito de la política común en el Mediterráneo, especialmente tras el nuevo marco de colaboración establecido junto con Francia para desbloquear los problemas institucionales que atraviesa El Líbano.

Precisamente mañana, arranca en Niza una cumbre bilateral italo-francesa bajo la presidencia de Prodi y del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy. Además de la cuestión mediterránea, ambos países tienen previsto cerrar un acuerdo en materia de defensa y seguridad y tratar las cuestiones relativas a la colaboración energética, señaló Ferrara.