5 de mayo de 2006

Iberoamérica.- Empresarios centroamericanos y dominicanos analizan las oportunidades del tratato comercial con EEUU

SAN JOSÉ, 5 May. (EP/AP) -

Empresarios de la Cámara de Comercio Norteamericana (Amcham) de Centroamérica y República Dominicana se reunieron hoy en la capital de Costa Rica, San José, para analizar las oportunidades del tratado de libre comercio con Estados Unidos (CAFTA-RD), especialmente en la atracción de inversiones y generación de empleo.

El presidente de Amcham-Costa Rica, Hernán Pacheco, explicó que durante el encuentro se intercambiaron "opiniones sobre la etapa de ratificación e implementación del tratado, analizando el proceso en cada país para que sea más eficiente y productiva".

"Los ritmos son distintos pues hay algunos como El Salvador que va más adelantado, y otros como Costa Rica en donde ni siquiera se ha ratificado el acuerdo", indicó Pacheco, al tiempo que detalló que están evaluando el impacto de CAFTA como herramienta para mejorar el clima de negocios y estrategias de atracción de inversiones para atacar la pobreza y el desempleo.

En el caso salvadoreño, el primero en ratificarlo el pasado mes de marzo, hay varias negociaciones en pie para nuevas inversiones en el campo de la agroindustria, textiles y ensamblaje. "Hay una inversión confirmada de 10 millones de dólares con una planta de jugos, una textil estadounidense que invertirá unos 20 millones de dólares y generará unos 600 empleos, en alianza con empresas nacionales para el desarrollo local", señaló el delegado de este país, Enzo Bettaglia.

ENTRADA DE UNA FIRMA TEXTIL

Por su parte, Nicaragua, a partir de la entrada en vigencia del acuerdo el pasado 1 de abril, comienza también a ver los primeros frutos con la llegada de una empresa textil estadounidense, según algunos participantes. Así, la representante nicaragüense, Adela Torrente, indicó que "la firma confeccionará tela de mezclilla y la inversión ronda los seis millones de dólares.

Asimismo, el miembro de Amcham-Honduras, Juan Carlos Casco, resaltó el interés en aumentar exportaciones en melón, sandía y jalapeño. "Otro campo es la acuacultura, en especial para ventas de tilapia y camarón al mercado estadounidense", agregó el representante, quien subrayó que en el caso de Honduras, que ratificó el convenio en la misma fecha que los nicaragüenses, es necesario identificar en qué sectores competir, pues el CAFTA es una "guerra comercial" y hay que escoger la "batalla en la que poder luchar".

En cuanto a los empresarios de Guatemala, nación que aún no ha ratificado el tratado, abogaron por su pronta aprobación. En palabras de José Orive, el miembro guatemalteco de Amcham, "la meta es el 1 de junio, ya que el acuerdo está en la fase final de discusión en el Congreso. CAFTA marca el terreno, contamos con la capacidad para competir porque tenemos la calidad mundial".