16 de octubre de 2007

Iberoamérica.- Entidades de microcréditos afirman que los pobres "representan un negocio social para las instituciones"

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Gerente General de la Corporación de la Mujer en Bogotá, María Mercedes Gómez de Bahamón, dijo hoy que los pobres representan "un negocio social para las instituciones que se interesan por ellos" y, en ese marco, el negocio de las micro finanzas está en auge en América Latina.

Gómez de Bahamón incidió en el valor humanitario de esta ayuda y en la necesidad de erradicar la pobreza de este subcontinente, especialmente en Brasil, México y Colombia por ser los países más pobres de Sudamérica. Además, insistió en la prioridad de satisfacer las necesidades básicas y de fomentar el crecimiento económico.

La representante colombiana hizo hoy estas afirmaciones en la presentación del segundo informe 'La Industria de las micro finanzas en América Latina' por la Fundación CODESPA, el Centro de Estudios de Apoyo a la Empresa y MicroRate, con el patrocinio de BBVA.

El informe analiza el estado actual de las micro finanzas en América Latina y explica en detalle las características del servicio micro financiero y la función que CODESPA y BBVA desarrollan en el subcontinente.

Ambas entidades decidieron en noviembre de 2006 crear un fondo común para las finanzas en América Latina con el objetivo de potenciar el desarrollo de los negocios en las zonas más pobres a través de micro créditos.

El director de MicroRate, Damian von Stauffenberg, destacó que el aumento del mercado de capital internacional hace que los organismos de desarrollo oficiales impulsen el crecimiento de las micro finanzas, lo que fomenta la aceleración de las tasas de crecimiento. En ese sentido, el director de MicroRate denunció que existe una "atmósfera de exhuberancia en las micro finanzas" e hizo un llamamiento para hacer frente al desequilibrio de mercado y a aumentar la oferta en proporciones superiores a la demanda.

La representante de la fundación CODESPA, Laura Castán, afirmó que desde el inicio del proyecto vieron la necesidad de entender a los clientes potenciales de los micro créditos para que éstos sean eficaces. También concluyeron que es fundamental ofrecer su ayuda a los más de 50 millones de empresarios excluidos del sistema bancario tradicional por no disponer de ingresos suficientes.

A través de los micro créditos se pretende acabar con esta exclusión. Castán afirmó que los micro créditos son una herramienta para sacar de la pobreza a muchas familias.

Otra ventaja que resalta el informe es que la demanda de financiación se lleva a cabo en moneda local, de esa forma es CODESPA la que asume los gastos de gestión del cambio de moneda y la ayuda aportada es mayor.

Los beneficiarios son tanto pequeñas como grandes empresas cuyo riesgo de crédito es moderado y valorado económicamente para facilitar su financiación. Según explicó von Stauffenberg, para aplicar esta medida de ayuda a Latinoamérica se exigen unos requisitos mínimos a los países donde se invierte (calidad de cartera, nivel de inversiones...) a la vez que se garantiza una rentabilidad anual para el cliente del dos por ciento.

Por su parte CODESPA ofreció la posibilidad de participar en una actividad rentable y responsable en la que, gracias a un buen sistema de información, inversores y clientes conocen en todo momento la situación económica actual. Para ello, América Latina cuenta con una red de sucursales regionales que, de forma descentralizada, atiende las necesidades de los empresarios.

COLOMBIA.

Durante su intervención, María Mercedes Gómez de Bahamón recalcó el particular caso de Colombia, tercer país más pobre de Sudamérica.

"Colombia debe mirar a la microempresa no como un problema sino como una oportunidad; el objetivo es llegar a los más desfavorecidos y poder prestarles nuestra ayuda", afirmó la gerente de la Corporación Mundial de la Mujer en Bogotá.

Las ayudas sociales que tanto esta ONG como Fundación CODESPA y BBVA proporcionan sólo en el país ayuda a 297 familias diarias, unas 1.200 personas.

La representante colombiana anunció la puesta en marcha durante el primer semestre de 2008 el Banco de la Mujer, cuyo objetivo será ayudar a los más desfavorecidos. El nacimiento de la nueva entidad financiera surge a raíz de una iniciativa de BBVA, Fundación CODESPA y la ONG, tres instituciones que tienen un conocimiento profundo en la industria y en el mercado social.