14 de junio de 2006

Iberoamérica.- González (BBVA) apuesta por la extensión del crédito y de los servicios financieros en Iberoamérica

((Información embargada hasta las 21.00 horas))

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente del BBVA, Francisco González, apostó hoy por la extensión del crédito y de los servicios financieros en Iberoamérica como elemento clave para el futuro del banco en la región.

González reafirmó el compromiso del Grupo BBVA con el desarrollo financiero de Iberoamérica, región donde, en conjunto, es la mayor franquicia bancaria y el mayor gestor de pensiones, según dijo.

"Con Iberoamérica hemos pasado de ser un grupo de ámbito nacional a ser un grupo multinacional, con aspiraciones globales. Y creo que, en ese proceso, estamos haciendo una contribución muy positiva a la mejora económica y social de la región", subrayó el presidente de BBVA, que presidió la cena de bienvenida del Encuentro Iberoamericano 'La extensión del crédito y los servicios financieros' que organiza en Madrid la Secretaría General Iberoamericana.

González subrayó que BBVA apuesta "muy fuertemente" por la extensión del crédito, y resaltó los bancos del Grupo aumentaron en más del 50% su stock de créditos al sector privado en los dos últimos años.

Esto ha permitido al BBVA alcanzar una cuota de mercado en la región superior al 15%, tres puntos más que en 2003, y ampliar en tres millones la base de clientes, entre ellos, 60.000 pequeñas y medianas empresas.

"Estamos recuperando un retraso histórico de la región, estamos corrigiendo carencias que han limitado su desarrollo en épocas pasadas. Y creo que, esta vez, Iberoamérica, con la contribución de todos, puede entrar definitivamente en la senda de convergencia con las economías más desarrolladas", subrayó.

REMESAS DE INMIGRANTES.

Por otras parte, González se refirió a otro fenómeno de creciente importancia para muchos países latinoamericanos, las remesas enviadas por sus ciudadanos emigrantes a otros países.

Tras resaltar el fuerte compromiso de servicio de BBVA con estos colectivos de iberoamericanos, explicó que el banco ha introducido un mayor grado de competencia, seguridad y transparencia en el envío de remesas.

"La actividad de las remesas permite establecer un vínculo con estos grupos sociales, que podemos utilizar para fomentar su bancarización y, por tanto, su grado de integración en el país de acogida y, en definitiva, su calidad de vida", añadió.

El presidente del BBVA destacó que el banco es líder en esta actividad en Estados Unidos, y explicó que la reciente compra de dos bancos en Texas, por un importe de más de 2.600 millones de dólares, "es otro paso en esa línea de extensión de los servicios bancarios como factor de desarrollo económico e integración social".

Durante su intervención ante un nutrido grupo de personalidades del mundo económico latinoamericano, Francisco González afirmó que "un sistema bancario sólido y eficiente es la piedra angular de todo sistema financiero, sobre la que puede construirse un esquema amplio y diversificado de otros agentes y mercados".

NECESIDAD DE REFORMAS

En su opinión, aunque los sistemas financieros de Iberoamérica parten con un cierto retraso, en los últimos años están registrando una clara recuperación.

Para el presidente de BBVA, el sostenimiento de esa tendencia es crucial para el desarrollo de la región, ya que supone una fuente de recursos vital para las empresas locales, pero también un factor clave para satisfacer las necesidades fundamentales de la población, tales como el acceso a la vivienda.

En su opinión, la mejora en la situación de Iberoamérica no es, en esta ocasión, pasajera, ya que se sustenta en un grado aceptable de estabilidad macroeconómica.

Además, Francisco González destacó como factor clave la apertura al exterior de los países iberoamericanos, especialmente la apertura de los sistemas bancarios y financieros. "En momentos de turbulencias financieras, la presencia y la actuación de las filiales de los grandes grupos financieros internacionales ha reforzado la confianza de los ciudadanos y de los inversores", aseguró.

En esta línea, añadió que la entrada de bancos extranjeros en Latinoamérica ha contribuido de manera decisiva a elevar el grado de competencia e impulsar la mejora de la eficiencia.

Según destacó, la banca extranjera ha ayudado a introducir las mejores prácticas internacionales en áreas clave, desde la gestión del riesgo hasta el Gobierno Corporativo, pasando por los modelos comerciales y de atención al cliente.

Dijo que los bancos extranjeros también han contribuido en la región "a impulsar las reformas legales y las políticas necesarias para promover sistemas financieras más sólidos y estables, diversificados y eficientes".

Por último, apostó por mantener las políticas macroeconómicas de estabilidad y apertura al exterior, e incidir en reformas estructurales, entre las que citó la necesidad de reforzar la seguridad jurídica de los derechos de propiedad y de los acreedores; combatir la corrupción; mejorar la calidad de la información financiera; mejorar el Gobierno Corporativo, y reforzar la independencia de los reguladores y supervisores.

(EUROPA PRESS)