5 de febrero de 2007

Iberoamérica.- Iglesias (SEGIB) cree que la nacionalización de empresas es "legítima" si respeta la legalidad

ZARAGOZA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, consideró hoy "legítimo" el derecho a la nacionalización de las empresas, siempre y cuando se haga "de acuerdo con las normas legales", que suponen la "justa indemnización" a las empresas y el respeto a sus derechos, y que requiere también que los países "no cierren sus puertas a los capitales exteriores", necesarios para grandes inversiones. Así lo manifestó en referencia a los procesos nacionalización iniciados en algunos países de América Latina recientemente.

Enrique Iglesias, que ha sido ministro de Uruguay y recibió en 1982 el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional, puso como ejemplo de buena nacionalización la realizada en Bolivia en el sector de los hidrocarburos, donde se ha llegado a acuerdos con las empresas afectadas.

El secretario general iberoamericano explicó en Zaragoza que las privatizaciones que se hicieron en los años noventa en América Latina respondieron a "situaciones de desbordamiento del Estado y de corrupción", pero "no fueron muy populares en muchos países, en otros sí, por la forma en como se hicieron, donde la corrupción tuvo un papel importante". Esto "alimenta la vuelta atrás en algunos países", apuntó.

Iglesias valoró que las privatizaciones también tienen cabida si se hacen "con eficiencia y transparencia, contando con aparatos reguladores públicos que las controlen, como los hay en Europa". Así lo manifestó en una rueda de prensa que ofreció con motivo de su participación en el ciclo "CAI en el siglo XXI", en el que esta tarde disertará sobre el "Presente y futuro de lo iberoamericano" en la sede social de Caja Inmaculada del Paseo Independencia de Zaragoza.

Iglesias pronunciará su conferencia ante representantes de instituciones públicas y privadas, empresas y universidades aragonesas. El secretario general iberoamericano aprovechó su presencia en la capital aragonesa para entrevistarse con el presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, y parar firmar un convenio de colaboración con el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch.

EL RETO DE LAS DEMOCRACIAS LATINOAMERICANAS

El secretario general iberoamericano explicó que los líderes políticos que han surgido en algunos países de América Latina en los últimos tiempos y "que promueven nuevas formas de organización social" son fruto de "la situación de malestar" que viven estas sociedades, donde un 38 por ciento de la población se encuentra en situación de pobreza. De este porcentaje, entre el 15 y el 20 por ciento está en situación de indigencia, agregó.

En su opinión, la respuesta a las necesidades sociales es el gran desafío de las democracias latinas para su consolidación, ya que "la democracia no sólo es el ejercicio libre del derecho a elegir a los dirigentes, sino la capacidad de dar respuestas sociales" y esas democracias "todavía no están en condiciones de decir que han dado respuesta a la pobreza, la distribución de ingresos, el desempleo y la exclusión social".

Iglesias se mostró optimista al considerar que "se abre en América Latina un periodo único, en el que hemos aprendido a hacer las cosas mejor después de tantos fracasos y golpes" y cuando "la comunidad internacional nos da la oportunidad de participar" en un mercado al que se ha sumado un elevado número de consumidores de los países asiáticos y en el que América Latina tiene importantes materias primas que vender.

"El precio de las materias primas nos ha dado la oportunidad de resolver nuestras balanzas de pagos", comentó Iglesias, que abogó por generar "un clima de sofisticación en la producción para aprovechar la apertura de los mercados internacionales".

Según el responsable de la Secretaría General Iberoamericana, "América Latina está pasando momentos muy interesantes, bien vigorosos, en lo económico, social, político y en nuestras relaciones internacionales", y explicó el papel del organismo al que representa, que pretende conseguir una cohesión de la comunidad de América Latina, inspirándose en la que ha tenido lugar en Europa a través de la Unión Europea.

CREAR UNA COMUNIDAD IBEROAMERICANA

La finalidad de la Secretaría es dar continuidad y seguimiento a los proyectos marcados desde las cumbres de jefes de Estado y de Gobierno con el objetivo "de crear una auténtica comunidad iberoamericana". Concretamente, la Secretaría General Iberoamericana es el órgano de apoyo institucional, técnico y administrativo a la Conferencia Iberoamericana, que está compuesta por 22 países, entre ellos España, Portugal y Andorra.

La Secretaría, además de organizar las cumbres, se encarga también de las 14 reuniones ministeriales que tiene lugar anualmente y de los foros que se han constituido de parlamentos, sector empresarial y sociedad civil. Algunos de los temas en los que trabaja son la migración y en la cohesión social, en el ámbito político; la democratización del crédito y la cooperación, en materia económica; la alfabetización y en el agua, en el ámbito social; y la cultura.

LAS MIGRACIONES

Iglesias explicó que la pérdida de recursos humanos, tanto cualificados como no, es uno de los asuntos que preocupa a su organización, algo que a corto plazo consideró "un mal menor" ya que evita que haya personas preparadas "desesperadas" y en situación de desempleo, pero "a largo plazo América Latina debe lograr mantener a su gente".

El secretario general iberoamericano reflexionó que existe un derecho a emigrar y un derecho a aceptar a quien se quiera en el país receptor, "y uno de los desafíos del siglo XXI es conciliar ambos aspectos respetando los Derechos Humanos", subrayó.

Finalmente, aseguró que España es el principal país cooperador con Latinoamérica, y anunció la celebración de una exposición en la que se explicará la labor de España en este área. En su opinión, las ayudas han sido eficaces y estos países "están bastante mejor de lo hubieran estado sin esa cooperación".

ENRIQUE IGLESIAS

Enrique Iglesias nació en Arancedo, Asturias (España), pero a los tres años emigró a Uruguay con sus padres. En 1953 se graduó en Economía y Administración de Empresas por la Universidad de la República en Uruguay y desde el 1 de octubre de 2005 es Secretario General Iberoamericano.

Antes desempeñó otros puestos en su país, como presidente del Banco Central del Uruguay y ministro de Relaciones Exteriores. Además, fue profesor de Desarrollo Económico y director del Instituto de Economía en la Universidad de la República de Uruguay. Respecto a otros cargos, ha sido presidente del Banco Interamericano de Desarrollo.

En 2003, el entonces secretario general de la ONU, Kofi Annan, le nombró miembro de la Comisión de Alto Nivel para evaluar las amenazas a la paz y a la seguridad mundiales, y en 2005, Annan volvió a contar con Iglesias como experto mundial para el Grupo de Alto Nivel que pondrá en marcha la Alianza de Civilizaciones, una iniciativa del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. Además, es doctor Honoris Causa por varias universidades y fue Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en 1982.