29 de marzo de 2014

América Latina tendrá que acometer reformas "en el corto plazo"

América Latina tendrá que acometer reformas "en el corto plazo"
REUTERS

COSTA DO SAUIPE (BRASIL), 29 Mar. (Reuters/EP) -

   Los países latinoamericanos han sufrido aún más la crisis global desde su posición emergente. El jefe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, tiene claro que para que superen la situación deberán "acometer profundas reformas en el corto plazo".

   "La mayoría de los países entiende que las reformas para mejorar la productividad son cruciales para que la región vuelva a las tasas de crecimiento anual del 5 por ciento registradas en la última década", ha afirmado Moreno.

   Así lo corroboran los datos del Fondo Monetario Internacional (FMI): hace cuatro años América Latina creció un 6 por ciento, mientras que este año crecerá un 3 por ciento, y a duras penas.

   En la entrevista realizada en el marco de la reunión anual del BID en Costa do Sauipe, Moreno aprovechó también para dejar un hueco al optimismo: "Históricamente América Latina ha tenido un mejor desempeño manejando crisis que durante los buenos tiempos".

   El problema quizá sea que el subcontinente no estaba preparado para la huída de los inversionistas extranjeros. Hace poco años, cuando los países sudamericanos aún eran emergentes, la entrada de capitales era masiva. Tras la retirada de Estados Unidos como principal inversor y la desaceleración de la economía china, la situación se ha vuelto más crítica.

EL PROGRAMA DE LAS REFORMAS

   Las reformas ya forman parte de la agenda de muchos países. Se han sumado al carro de la renovación Chile, Perú, Colombia y México, en los sectores de la energía, el trabajo y la hacienda. Según los economistas, estas medidas les ayudarán a crecer una vez que las turbulencias del mercado queden atrás.

   Sin embargo, a Venezuela, Argentina y Brasil les está costando algo más acometer reformas. En el caso de Brasil, por ejemplo, se añade a la ecuación que su sistema tributario es uno de los más complejos y con mayor carga impositiva del mundo.

   Una compañía brasileña puede gastar, de media, unas 2.600 horas al año sólo en calcular sus deudas con el Gobierno, según el índice de facilidad para hacer negocios del Banco Mundial.

EL FUTURO

   Aunque no todo es pesimismo para Moreno. Afirma que las dudas que pesan ahora sobre el subcontinente se disiparán cuando los países aprueben leyes que reduzcan los costes de producción y aumenten los niveles de inversión.

   "A pesar de lo que algunos dicen ahora, cuando se mira al futuro, éstas son las economías que atraerán más inversión porque crecerán a un ritmo más rápido que los países desarrollados", concluyó Moreno.