24 de septiembre de 2014

IDFC destinará 100.000 millones de dólares al financiamiento climático en 2015

IDFC destinará 100.000 millones de dólares al financiamiento climático en 2015
REUTERS

NUEVA YORK, 24 Sep. (Notimérica/EP) -

El Club de Bancos de Desarrollo (IDFC) destinará 100.000 millones de
dólares al financiamiento climático en 2015, según anunció Enrique García, co chair de la organización.

García, presidente ejecutivo de CAF --banco de desarrollo de América Latina--, expuso, en el panel de Financiamiento de la Cumbre sobre el Clima 2014 de Naciones Unidas, celebrada en Nueva York, la importancia del financiamiento multilateral ante el reto climático.

"El objetivo principal de las instituciones debe ser la promoción de economías bajas en carbono y resilientes al clima" señaló García, quien destacó que el aporte global de fondos para este área ha venido en aumento y pasó de 89.000 millones de dólares en 2011 a 99.000 millones en 2013.

El presidente de CAF anunció que el Club de Bancos de Desarrollo tiene el potencial de ampliar sus actividades relacionadas con la financiación del reto climático para aumentar aún más su compromiso y dar apoyo a los países, "al punto de incrementar para 2015 a 100.000 millones (de dólares) el financiamiento en esta área".

Los miembros del Club de Bancos de Desarrollo (IDFC por sus siglas en inglés) otorgan aproximadamente dos tercios del aporte público, lo que los convierte en la principal fuente de fondos para la financiación climática.

En el IDFC, más del 66 por ciento del financiamiento climático para los países en desarrollo tiene su origen en bancos de desarrollo de los países emergentes.

El IDFC es una red de 22 instituciones financieras de desarrollo, nacionales, regionales e internacionales, 19 de las cuales pertenecen a países en desarrollo.

Las líneas del IDFC en medio ambiente se basan en aspectos como financiación verde directa, movilización de recursos adicionales para contribuir con una mayor sustentabilidad de los mercados de capital, así como el establecimiento del cambio climático como un tema prioritario dentro de las estrategias y operaciones de sus bancos miembros.