12 de agosto de 2009

Iglesia italiana, "mortificada" por escándalo de Berlusconi

ROMA (Reuters/EP) - La Iglesia Católica italiana siente "incomodidad" y "mortificación" por las revelaciones sobre la vida privada del primer ministro Silvio Berlusconi, según publicó el miércoles el diario de la Conferencia Episcopal Italiana.

En las críticas más fuertes emitidas hasta ahora sobre el político conservador, cuya coalición depende en gran medida del apoyo de los votantes católicos, el periódico Avvenire dijo que la Iglesia ha enviado señales claras sobre los supuestos romances de Berlusconi.

"¿Ha podido la gente identificar las reservas de la Iglesia?", escribió el director de Avvenire, Dino Boffo.

"A mí me parece que (...) la gente ha entendido la incomodidad, la mortificación, el sufrimiento que nos ha causado un abandono tan arrogante de un estilo sobrio", añadió.

El escándalo sobre la vida privada del multimillonario empresario de 72 años estalló el 3 de mayo, cuando su mujer Veronica anunció que quería el divorcio, acusándole de "frecuentar a menores".

La atención se centró primero en su relación con una modelo de 18 años, Noemi Letizia, a quien regaló un collar de 6.000 euros en su fiesta de cumpleaños. Después, varias mujeres dijeron haber recibido dinero por acudir a las fiestas extravagantes de Berlusconi.

Una de ellas, Patrizia D'Addario, de 42 años, afirmó haber mantenido relaciones con el primer ministro en una fiesta y puso grabaciones sobre sus supuestas conversaciones en internet. Berlusconi no ha negado los hechos y ha bromeado con que no es un "santo".

Mientras los medios de comunicación extranjeros han sido muy críticos con estas revelaciones, los italianos, especialmente la cadena pública RAI y los propios canales privados de televisión del empresario, se han mostrado más reservados, salvo el diario de centroizquierda La Repubblica y el semanario L'Espresso.

En una entrevista publicada el miércoles en el periódico Il Giornale, propiedad de la familia, Berlusconi criticó a los fotógrafos que tomaron imágenes de la fiesta de cumpleaños de su hija esta semana en su residencia de Cerdeña.

"No puedo más con el asedio de los fotógrafos, con la violación de mi vida privada. Ahora basta", dijo. Según medios italianos, tres fotógrafos han sido arrestados.

A pesar del escándalo, los niveles de aprobación de Berlusconi apenas se han visto afectados. Un sondeo publicado el mes pasado por IPR Marketing mostró que han caído al 49 por ciento, sólo cuatro puntos menos que en mayo, a pesar de que Italia está pasando por la peor recesión esde la Segunda Guerra Mundial.

(Traducido por la Redacción de Madrid)