Ikea logra una facturación récord de 38.800 millones y ultima su salto a Sudamérica

Ikea logra una facturación récord de 38.800 millones y ultima su salto a Sudamérica
10 de octubre de 2018 IKEA - ARCHIVO

ESTOCOLMO, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

La compañía sueca de muebles y decoración Ikea ha alcanzado al cierre de su último año fiscal, que concluyó el pasado 31 de agosto, una facturación minorista récord de 38.800 millones de euros, lo que representa un 1,3 por ciento más que el ejercicio precedente en términos absolutos y un crecimiento del 4,5 por ciento al excluir el impacto del tipo de cambio, informó la multinacional, que tras su entrada en India y Letonia en el último año, prevé desembarcar próximamente en Sudamérica a través de una nueva franquicia, denominada Falabella, para alcanzar los 3.000 millones de clientes potenciales en 2025.

Inter Ikea Systems, sociedad que agrupa a todos los franquiciados de Ikea y propietaria del concepto Ikea, precisó que al cierre del ejercicio la firma escandinava contaba con 422 tiendas repartidas en más de 50 países, después de las 19 aperturas realizadas durante el último año, mientras que en el ejercicio 2019 prevé la apertura de 15 nuevos establecimientos, incluyendo la inauguración el pasado mes de septiembre de su primera tienda en Baréin.

En este sentido, la multinacional anunció que "en los próximos años" y a través de Falabella, una nueva franquicia del grupo, venderá por primera vez los productos Ikea en Sudamérica, lo que permitirá "pronto" a los clientes adquirirlos en Chile, Perú o Colombia, mientras Ikea también prevé entrar en México, Estonia, Ucrania, Puerto Rico, Omán, Luxemburgo, Macao y Filipinas.

"Para 2025, tenemos el potencial de alcanzar e interactuar con 3.000 millones de personas", declaró el consejero delegado de Inter Ikea Group, Torbjörn Lööf, destacando los planes de la compañía de ofrecer a los clientes "diferentes formas de comprar los productos Ikea", incluyendo internet, tiendas en el centro de las ciudades y en ubicaciones más remotas.

Asimismo, Lööf apuntó que la multinacional introducirá formatos de tienda "más pequeños" y ofrecerá una serie de servicios flexibles y asequibles.