2 de julio de 2009

Industria acero revive, pero falta para recuperación

Por Humeyra Pamuk

LONDRES (Reuters/EP) - Los pedidos de acero en Europa y Estados Unidos repuntaron el mes pasado, tras lo cual los productores comenzaron a reanudar su capacidad ociosa, pero faltarían meses para una recuperación total debido a que la demanda sigue siendo débil.

Detrás del aumento en los pedidos está el hecho de que terminó el período de utilización de existencias en Estados Unidos y Europa, lo que según analistas impulsó a los precios del acero y alentó una reanudación de parte de la producción que había sido interrumpida en medio de la crisis financiera.

ArcelorMittal, la mayor siderúrgica del mundo, dijo la semana pasada que planeaba reiniciar parte de su capacidad ociosa en Estados Unidos y Brasil. La acería estadounidense Steel Corp también informó que reactivaría parte de la capacidad paralizada.

Sin embargo, analistas y productores consideraron que la luz al final del túnel es tenue y, pese a que ya habría pasado lo peor, la recuperación será difícil.

Parece que se han apreciado vestigios de una recuperación, "pero es difícil creer que realmente estamos viendo un repunte sostenido de la demanda", dijo John Lichtenstein, jefe a nivel global de acero en la consultora Accenture.

"El riesgo es que el aumento de la producción por parte de múltiples productores supere el aumento real de la demanda, lo que por ende renovaría la presión sobre los precios", explicó.

La mayor siderúrgica de Alemania, Thyssenkrupp, dijo esta semana que elevará sus precios a partir del 1 de julio, mientras que fuentes de la industria dijeron que la segunda acería de Europa, Corus, haría lo mismo.

Los precios internacionales del acero han caído más de un 70 por ciento en algunas regiones desde que alcanzaron niveles récord a mediados del 2008, debido a que la recesión económica mundial erosionó la demanda en industrias consumidoras clave como la de construcción y la automotriz.

LENTO Y PROLONGADO REPUNTE

La industria anticipa una lenta y prolongada recuperación en la que la producción no alcanzaría los niveles históricos del 2007 antes del 2011 o incluso después de ese año.

"Según lo que ha pasado hasta ahora, deberíamos estar cerca o tocando fondo, pero vamos a estar ahí un tiempo", dijo Daniel DiMicco, presidente ejecutivo de la acerera estadounidense Nucor Corp,, quien agregó que la recuperación tomaría al menos tres años.

"Creo que veremos algún aumento de la actividad operativa, algunas reactivaciones o, para los pequeños molinos, tasas de operaciones más altas. Temo que en ese punto llegaremos a una meseta", dijo.

En Europa, el grupo industrial Eurofer cree que el mercado tocará fondo, pero que el consumo seguirá siendo débil y la recuperación llegará recién en el último trimestre del año.

Por otro lado, mientras la industria lucha por reagruparse luego de sufrir uno de sus mayores golpes, afronta otra amenaza: la sobrecapacidad.

"Hay 1.700 millones de toneladas de capacidad y el pronóstico de producción es de 1.100 millones de toneladas", dijo Andre Gerdau Johannpeter, presidente ejecutivo de la mayor acerera de Brasil, Gerdau.

"Hay mucha capacidad adicional que presionaría a los precios si no hay la suficiente demanda", afirmó. "Ese es el principal desafío", acotó.