28 de agosto de 2009

Inflación española rompe en agosto racha bajista de 12 meses

Por Manuel María Ruiz

MADRID (Reuters/EP) - El índice de precios al consumidor español rompió en agosto una racha de 12 meses consecutivos de descensos, que expertos atribuyeron al agotamiento del efecto bajista sobre los precios energéticos y que llevará a cerrar el año a una tasa positiva.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) dijo el viernes que la tasa interanual del índice de precios al consumo armonizado (IPCA) de agosto en su versión avanzada subió hasta una tasa del -0,8 por ciento, frente al -1,4 por ciento de julio.

"Está claro que el repunte está relacionado con el término del efecto base a la baja sobre el precio del petróleo, que es lo más relevante del dato", dijo Nicolás López, director de análisis y mercados de M& Valores.

El Gobierno, que descartó cualquier riesgo de deflación en España tras el dato avanzado de agosto, dijo que la tasa del IPC tenderá a subir gradualmente para cerrar el año en territorio positivo.

"Cerraremos el año con una tasa positiva", dijo a la radio SER el Secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa.

Datos de inflación por encima de lo esperado en España y Alemania llevaron al comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, a advertir sobre riesgos inflacionistas a mediano y largo plazo que Europa no puede ignorar.

"Hemos visto un dato más alto de lo previsto (en España) como en Alemania. Esto significa que hay un riesgo al alza en la presentación de los datos de la eurozona del próximo lunes", señaló Eoin O'Callagha, de BNP Paribas.

COMSUMO EMPIEZA FLOJO TERCER TRIMESTRE

Diferente comportamiento a la inflación mostraron las ventas minoristas en España que, tras cuatro meses de repuntes en tasas interanual, bajaron nuevamente en julio.

Economistas dijeron que la debilidad del consumo privado por la alta tasa de desempleo ha sido el factor básico, como el jueves mostraran las cifras del Producto Interno Bruto.

"El dato pone de relieve que después de un segundo trimestre flojo para el consumo, el tercero también empieza flojo y esto es coherente con los datos del PIB publicados el jueves por el INE", apostilló López.

No obstante, algunos analistas pronosticaron caídas de las ventas minoristas menos acusadas en los próximos meses.

"Lo que podremos ver en los próximos meses es que la caída de las ventas al por menor será menos pronunciada, debido sobre todo a los efectos base en septiembre y octubre", dijo Ben May, de Capital Economics.

No obstante, May agregó que espera que las ventas al por menor en España sigan registrando tasas negativas durante algún tiempo por el alto nivel de desempleo, los escasos incrementos salariales y el impacto de la inflación negativa.