21 de noviembre de 2014

Inversión para abordar cambio climático cae por segundo año en 2013

Por Megan Rowling

BARCELONA, 21 nov (Fundación Thomson Reuters) - La inversión global para abordar el cambio climático cayó por segundo año en el 2013 a 331.000 millones de dólares, debido en gran parte a un menor costo de la tecnología de energía solar, según un reporte anual sobre finanzas del medioambiente.

En general, el mundo está cada vez más atrasado en sus metas de inversión de bajo carbono, advirtió la Iniciativa de Política Ambiental (CPI por su sigla en inglés), un grupo de investigación y asesoramiento.

"Nuestro análisis muestra que la inversión global en una economía más limpia y fuerte está decreciendo, y la brecha entre las finanzas necesarias y las realmente aplicadas está creciendo", dijo Barbara Buchner, directora de CPI.

La inversión privada totalizó 193.000 millones de dólares en el 2013, una caída de un 14 por ciento (31.000 millones de dólares) desde el 2012. El financiamiento medioambiental con orígenes públicos se mantuvo estable en unos 137.000 millones de dólares.

El reporte calificó a los menores costos de sistemas solares fotovoltaicos como positivos, porque impulsaron la utilización de energía solar.

Sin la caída en los costos, el uso de este tipo de energía en el 2013 habría resultado en un aumento de 12.000 millones de dólares en flujos de financiamiento climático desde el 2012 en vez de una disminución de 28.000 millones de dólares.

Las inversiones para el cambio climático se dividieron casi por igual entre países desarrollados y en desarrollo en 2013. Pero la cantidad de fondos desde naciones desarrolladas a estados en desarrollo cayó a 34.000 millones de dólares, unos 8.000 millones de dólares menos que en el 2012. Llegó menos dinero de las instituciones financieras de países desarrollados y del sector privado.

Casi tres cuartos de todo el gasto se dio en el país donde se habían originado los fondos, dijo el reporte. Los inversores privados tuvieron un enfoque particularmente doméstico, dejando un 90 por ciento de sus finanzas en el país de origen.

"Nuestros números demuestran que la mayor parte de la inversión se da a nivel nacional, ya que los inversores favorecen ambientes familiares que perciben como menos riesgosos", dijo Buchner.

En el 2013, 25.000 millones de dólares en fondos públicos se destinaron para adaptaciones al cambio climático, esfuerzos por ajustarse a un clima extremo y creciente nivel del mar, en todo el mundo, un aumento de 3.000 millones de dólares desde el año anterior.

Pero esto representó apenas un 7 por ciento del total del flujo de financiamiento medioambiental, con un 91 por ciento de los fondos gastados en planes de mitigación o en actividades para reducir las emisiones de efecto invernadero.