19 de febrero de 2014

Irán y potencias mundiales trabajan detalles de acuerdo nuclear en Viena

Por Fredrik Dahl y Justyna Pawlak

VIENA, 19 feb, 19 Feb. (Reuters/EP) -

- Seis potencias mundiales e Irán comenzaron el miércoles en Viena un segundo día de conversaciones sobre el disputado programa nuclear de Teherán, en un intento por cerrar una enorme brecha en las expectativas respecto a cómo será un acuerdo final.

La reunión, que comenzó el martes, apunta a establecer una agenda amplia para conversaciones que podrían generar un acuerdo sobre la magnitud permisible de las actividades nucleares de Irán y calmar las preocupaciones occidentales sobre su posible dimensión militar.

Las negociaciones, que probablemente se extenderán durante varios meses, podrían ayudar a poner fin a años de hostilidades entre el exportador de energía y Occidente, a aliviar el peligro de una nueva guerra en Oriente Medio, a transformar el equilibrio de poder regional y a abrir grandes oportunidades de negocios para empresas occidentales.

Diplomáticos occidentales dijeron que las conversaciones del martes fueron "productivas" y "sustanciales", pero que no habían conducido a acuerdos inmediatos.

"El enfoque estuvo en los parámetros y en el proceso de negociaciones, el calendario de lo que será un proceso de mediano a largo plazo", comentó un diplomático europeo.

"No prevemos resultados instantáneos", agregó.

La sesión del miércoles por la mañana fue encabezada por la diplomática de la Unión Europea Helga Schmid y por el viceministro de Relaciones Exteriores iraní, Abbas Araqchi, quienes fueron acompañados por altos diplomáticos de Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania.

No estaba claro si las conversaciones continuarían el jueves.

El martes, el canal de televisión estatal iraquí Press TV, que transmite en inglés, citó a Araqchi diciendo que el desmantelamiento de las instalaciones nucleares del país no sería parte de la agenda de negociaciones, que es uno de los puntos de conflicto.

Las seis potencias aún no han manifestado sus demandas en forma precisa, pero funcionarios occidentales han dejado claro que quieren que Irán contenga su enriquecimiento de uranio a una pureza fisil baja, limite la investigación y desarrollo de nuevas instalaciones y decomise una porción sustancial de sus centrífugas usadas para enriquecer uranio.

Las potencias creen que esas medidas ayudarían a extender el tiempo que Irán necesitaría para producir suficiente material fisil como para fabricar una bomba.

PROCESO PROLONGADO

Durante una década de diálogo intermitente con las potencias mundiales, Irán ha rechazado sus acusaciones de que busca generar la capacidad de producir armas nucleares. Asegura que enriquece uranio sólo para electricidad y para fines médicos.

Irán espera que como parte de un acuerdo final, Estados Unidos, la Unión Europea y Naciones Unidas levanten dolorosas sanciones económicas contra el país, pero los Gobiernos occidentales serán cautelosos al respecto.

Antes de las conversaciones, un alto funcionario estadounidense dijo que llegar a un acuerdo sería "un proceso complicado, difícil y prolongado".

En vísperas de la reanudación de las conversaciones, ambas partes contuvieron sus expectativas y el líder supremo de Irán, ayatolá Ali Khamenei, dijo que no era optimista.

Las seis potencias esperan tener un acuerdo hacia fines de julio, cuando expirará un pacto provisional alcanzado en noviembre.