26 de abril de 2015

Israel asistirá como observador a reunión por pacto nuclear, contemplando lazos árabes

Por Dan Williams

JERUSALÉN, 26 abr, 26 Abr. (Reuters/EP) -

- Israel participará como observador en una importante conferencia para la no proliferación de armas nucleares que comenzará el lunes en la ONU, con lo que pondrá fin a 20 años de ausencia, con la esperanza de impulsar el diálogo con países árabes, dijo un alto funcionario israelí.

Israel, que se cree que es el único país de Oriente Medio con un arsenal nuclear y que nunca ha suscrito el Tratado de No Proliferación Nuclear, no ha asistido a reuniones de firmantes del tratado desde 1995 en protesta por resoluciones que consideraba que le eran perjudiciales.

Citando el ejemplo de conversaciones de desarme en otras regiones, Israel afirma que consideraría someterse a inspecciones nucleares internacionales y controles sólo una vez que esté en paz con los árabes e Irán.

Con la agitación en Oriente Medio y el disputado programa nuclear de Irán enfrentando a menudo a los musulmanes chiíes alineados con Irán contra los árabes suníes, un alto funcionario israelí ve la conferencia del 27 de abril como una oportunidad para hacer causa común.

Israel considera a Irán su amenaza principal. La República Islámica afirma que con el enriquecimiento de uranio sólo busca generar energía nuclear, no bombas.

Seis potencias mundiales están negociando un acuerdo nuclear amplio con Irán, un proceso denunciado por Israel, que teme que no contenga lo suficiente las actividades atómicas de Teherán.

"Creemos que este es el momento para que todos los países moderados se sienten y discutan los problemas que todos enfrentan en la región", comentó a Reuters el domingo el funcionario israelí, que solicitó el anonimato debido a lo delicado del tema.

"Viniendo como observador a la conferencia ahora, veo esto como un intento por demostrar nuestra buena fe en términos de tener dicha conversación", agregó.

El funcionario dijo que eran necesarias las negociaciones directas entre actores regionales y una conversación basada en el consenso.

"Esto (la asistencia a la conferencia de no proliferación nuclear) no pretende cambiar nuestra política. Pretende enfatizarla", aseguró.