17 de septiembre de 2009

Karzai defiende elección afgana, ataque deja 16 muertos

Por Sayed Salahuddin y Maria Golovnina

KABUL (Reuters/EP) - El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, defendió el jueves las disputadas elecciones presidenciales luego de que resultados preliminares lo mostraran como ganador, mientras que un ataque suicida contra las tropas de Italia puso a prueba al gran aliado de la OTAN.

Dieciséis personas, incluyendo seis soldados italianos, murieron en el asalto contra un convoy militar a pocos pasos del palacio presidencial, minutos después de que Karzai diera una conferencia de prensa en el lugar.

En el primer encuentro de Karzai con la prensa desde la elección del 20 de agosto, el mandatario alabó a los afganos por desafiar a la violencia para ir a votar.

En tanto, las tropas italianas sufrieron su peor atentado desde que fueron desplegadas en el convulsionado país asiático.

El incidente provocó conmoción en Italia, en momentos en que los líderes europeos luchan por convencer a una opinión pública escéptica sobre la necesidad de mantener despliegues en Afganistán tras un conflicto de ocho años.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, declaró que su Gobierno compartía el dolor de las familias de las víctimas. Italia planeaba una "fuerte reducción" de sus 3.100 soldados a la espera de la elección presidencial, pero no tomará la decisión de forma unilateral, señaló.

"Estamos ansiosos y esperanzados de traer a nuestros muchachos a casa lo antes posible", dijo Berlusconi a periodistas en Bruselas, donde debía asistir a una cumbre de la Unión Europea.

RECUENTO PARCIAL DE VOTOS

Los disputados comicios erosionaron el apoyo público a la guerra entre los aliados de la OTAN, justo en el momento en que el presidente estadounidense, Barack Obama, considera enviar más tropas y los aliados europeos debaten la remoción.

Los resultados preliminares de la votación entregados el miércoles dieron el triunfo a Karzai en primera vuelta con el 54,6 por ciento, suficiente para evitar una segunda vuelta con su mayor rival, el ex ministro de Relaciones Exteriores Abdullah Abdullah.

Pero los resultados pueden no ser los finales por semanas o meses, retenidos en investigaciones del material de votación. Un organismo de vigilancia apoyado por la ONU ordenó el recuento del 10 por ciento de los centros de votación, señalando "evidencias de fraude claras y convincentes".

Karzai minimizó las sugerencias de que el fraude podría ser lo suficientemente grande como para dar vuelta los resultados y forzar el descarte de una segunda vuelta.

"Como otras elecciones en el mundo (...) hubo problemas y sensibilidades en las elecciones de Afganistán, pero ocurrieron en la extensión que indican los medios", manifestó.

"Creo firmemente, firmemente en la integridad de las elecciones, en del pueblo afgano, y en la integridad del Gobierno en ese proceso", agregó.

ATAQUE EN KABUL

Los rebeldes talibanes adjudicaron la responsabilidad por el asalto suicida del jueves en un mensaje de texto enviado desde un número telefónico usado por un portavoz de los insurgentes.

En el lugar del ataque, tropas afganas llevaron a los civiles heridos hacia ambulancias cerca de varios vehículos militares italianos destruidos.

El cuerpo de al menos un soldado italiano pudo verse en la calle en frente de un camión blindado que portaba una bandera del país europeo. Otros restos estaban esparcidos en la escena. El chasís de un auto que había estallado podía verse a varios metros de distancia.

Tanto el número de muertos civiles y militares como la incertidumbre sobre el resultado de los comicios sembraron dudas entre los aliados de Washington, particularmente Gran Bretaña y Alemania, sobre cuánto tiempo deberían permanecer sus tropas, e incluso si acaso deberían estar allí o no.