12 de marzo de 2015

Khamenei condena carta de republicanos sobre Irán, se queja de "trucos" de EEUU

Por Sam Wilkin

DUBÁI, 12 mar, 12 Mar. (Reuters/EP) -

- El líder supremo de Irán criticó el jueves una carta de senadores republicanos estadounidenses amenazando con anular cualquier acuerdo nuclear entre Washington y Teherán, y diciendo que estaba preocupado porque Estados Unidos era conocido por "apuñalar por la espalda", dijo la agencia Mehr.

El ayatolá Ali Khamenei, la máxima autoridad en todos los asuntos de Estado de Irán, agregó en una reunión con el presidente Hassan Rouhani e importantes clérigos que cada vez que los negociadores hicieron progresos, los estadounidenses se volvieron "más severos, duros y ásperos".

La carta firmada por 47 senadores republicanos advirtió a Irán que cualquier acuerdo nuclear alcanzado con el presidente estadounidense, Barack Obama, un demócrata, podría durar solamente mientras él estuviera en el cargo, una intervención inusual sobre la política exterior de Washington.

La Casa Blanca ha descrito la carta como "imprudente" e "irresponsable", al decir que interfería con los esfuerzos de seis potencias para negociar con Irán un acuerdo para evitar que construya una bomba atómica.

Mehr citó a Khamenei diciendo que "por supuesto que estoy preocupado porque la otra parte es conocida por su opacidad, engaño y por apuñalar por la espalda".

"Cada vez que alcanzamos una etapa donde el fin de las negociaciones está a la vista, el tono de la otra parte, específicamente los estadounidenses, se vuelve más duro, áspero y severo. Esta es la naturaleza de sus trucos y engaños", agregó.

El líder supremo dijo que la carta era "una señal del deterioro de la ética política en el sistema estadounidense" y describió como irrisorias las acusaciones de larga data de Estados Unidos sobre el involucramiento iraní en el terrorismo.

El Secretario de Estado estadounidense, John Kerry, jefe negociador nuclear de Washington, expresó una "total reticencia" al accionar de los senadores, diciendo que la noción de que ellos puedan alterar cualquier acuerdo ejecutivo entre líderes de gobierno era "definitivamente equivocada".