4 de diciembre de 2015

Latinoamérica tiene entornos propicios para la inclusión financiera

MADRID, 4 Dic. (Notimérica) -

América Latina y el Caribe (ALC) y Asia Oriental y Meridional cuentan con los entornos más propicios para la inclusión financiera; India, Haití y Egipto se encuentran entre los países que mejoraron más este año.

El acceso a servicios financieros accesibles y diversos se está ampliando y profundizando en muchas partes del mundo, según el estudio 2015 Global Microscope de The Economist Intelligence Unit (EIU) sobre inclusión financiera.

Dos tercios de los 55 países estudiados han mejorado lo propicio de su entorno para la inclusión financiera en todas las áreas durante el último año. Perú, Colombia y Filipinas siguen a la vanguardia de la clasificación internacional de países.

En comparación con el año pasado, los resultados del índice muestran una serie de mejoras. La puntuación promedio de los 55 países ha aumentado (de 46 puntos a 48 puntos, en donde 100 es la mejor puntuación) y sólo un país en 2015 obtuvo una puntuación de 25 puntos o menor. Asimismo, las condiciones a nivel mundial han mejorado este año en diez de los 12 indicadores abarcados por el índice.

Según el director de Pyme y Microfinanzas de CAF --banco de desarrollo de América Latina--, Manuel Malaret, "desde que el estudio tiene una connotación global (edición 2009), América Latina ha ocupado el liderazgo mundial al propiciar un clima de negocios y entorno regulatorio favorables para el desarrollo tanto de las microfinanzas como de la inclusión financiera".

"Solo para dar algunos ejemplos recientes, en Colombia apoyamos en la definición del marco regulatorio y supervisión del microcrédito; en Perú apoyamos en la elaboración de la ley de la interoperabilidad de los servicios financieros móviles y su reglamentación; y en Uruguay apoyamos también en la elaboración de la ley de inclusión financiera y uso de medios de pago electrónicos", continúa Malaret.

Estos avances indican que algunos elementos muy básicos de política, que son fundamentales para promover la inclusión financiera ahora se han generalizado.

Consistentes con el desempeño general del año pasado, América Latina y el Caribe (ALC) y Asia Oriental y Meridional están igualadas con las puntuaciones totales más altas a nivel regional, con cinco países de ALC ubicándose entre los diez primeros puestos de países a nivel global.

Europa Oriental y Asia Central, como también África Subsahariana tuvieron puntuaciones muy similares (diferencia de un punto), terminando en tercer y cuarto puesto en el ranking regional, respectivamente. Oriente Medio y el Norte de África (MENA) tuvieron la puntuación total más baja en el índice.

Los países con los mayores aumentos en sus puntuaciones generales este año son más propensos a implementar una estrategia integral aplicada, o al menos programas y leyes que aborden múltiples barreras, a menudo interrelacionadas, para la inclusión de manera simultánea.

La India registró uno de los mayores aumentos en puntuación de todos los países este año (10 puntos), lo que refleja en parte un avance substancial para que toda la población tenga mayor acceso a operaciones bancarias. Este mayor acceso se logró mediante la introducción de directrices para la creación de bancos de pago especializados, y bancos de financiamientos pequeños especialmente orientados hacia los pobres.

Otros dos países que observaron mayores avances durante el año pasado son Haití y Egipto (cada uno mejoró sus puntuaciones en ocho puntos), los cuales implementaron medidas para establecer un conjunto aún más amplio de mecanismos de inclusión financiera que incluyen respaldo gubernamental, regulación y supervisión del crédito.

Sin embago, sigue habiendo desafíos en el entorno de inclusión financiera. Muchas instituciones, como las cooperativas de crédito en ALC y África Subsahariana, aún no están reguladas de manera prudente.

Aunque más países están desarrollando normas únicas en relación a seguros, las cuales están específicamente dirigidas a los consumidores de bajos ingresos (incluyendo microseguros), muchos países continúan regulando este tipo de seguros con políticas más amplias que abarcan todos los tipos de seguros.

"También hemos apoyado la realización de estudios específicos para dar a conocer las mejores prácticas en temas como el funcionamiento eficiente de los burós de crédito y centrales de riesgo o el estudio regional sobre marcos regulatorios y modelos de negocio para corresponsales no bancarios", añade Manuel Malaret.

Por último, la protección de los consumidores sigue siendo una preocupación para muchos consumidores de productos financieros: sólo ocho de los 55 países del índice proporcionan un marco integral y una capacidad de proteger al consumidor financiero.

"Hoy existen varios retos para lograr una mayor inclusión financiera. Por un lado, más países deben establecer y ejecutar estrategias nacionales dirigidas hacia ese objetivo, haciendo énfasis en la educación financiera. Por otro lado, está el reto de adoptar de manera oportuna las nuevas tecnologías, que ya se están desarrollando y mejorando, y para ello será clave que los reguladores y entes de supervisión las comprendan y entiendan para regular y permitir su uso", señala el director de Pyme y Microfinanzas de CAF.

"De no hacerlo, existe el riesgo que la región quede rezagada del resto del mundo en el tema de inclusión. La experiencia nos dice que en América Latina los reguladores están anuentes a entender estos factores", concluye.

Elaborado por la Economist Intelligence Unit en colaboración con el Fondo Multilateral de Inversiones (miembro del Grupo del Banco de Desarrollo Interamericano) y CAF, y con soporte técnico y respaldo financiero adicionales del Centro para la Inclusión Financiera en Acción y la Fundación MetLife, Microscope fue diseñado para evaluar el progreso nacional en relación a la inclusión financiera y catalizar la reforma.

The Global Microscope 2015 estudia el ecosistema regulatorio para la inclusión financiera evaluando 12 indicadores en un conjunto de economías en vías de desarrollo en Asia Oriental y Meridional, Europa Oriental y Asia Central, América Latina y el Caribe, Oriente Medio y África del Norte y África Subsahariana.

El Microscope de este año es la novena edición del estudio, y la segunda que va más allá de las microfinanzas, evaluando países en relación al panorama más amplio de la inclusión financiera.