27 de agosto de 2009

La líder socialista francesa quiere unas "primarias abiertas"

PARIS (Reuters/EP) - La líder del Partido Socialista francés, Martine Aubry, se pronunció el jueves a favor de unas primarias al estilo estadounidense para elegir a un candidato presidencial, en el último intento por unir a la fracturada oposición.

Algunos socialistas han descrito las primarias como un tema de "vida o muerte" que podría unir a los votantes de la izquierda y revivir la popularidad de sus líderes antes de las elecciones del 2012.

"Reinventar la democracia significa cambiar profundamente las prácticas y las reglas políticas en el seno de nuestro partido, en especial sobre la no acumulación de mandatos y sobre la organización de primarias abiertas para la designación de nuestro candidato", escribió Aubry en la edición del jueves del diario Le Monde.

Dos tercios de los franceses preferirían unas elecciones primarias abiertas a todos los seguidores de la izquierda, según un sondeo publicado el miércoles por el diario izquierdista Liberation. La izquierda italiana y los partidos estadounidenses utilizan las primarias para elegir candidatos.

Aubry se enfrenta cada vez a más críticas por parte de frustrados partidarios y una opinión pública que quiere que los socialistas dejen sus peleas y surjan con nuevas ideas políticas y económicas.

Tras un escepticismo inicial, varios miembros destacados se han alineado con la idea de las primarias, una señal de lo desesperados que están por encontrar a un candidato que desafíe al presidente Nicolas Sarkozy.

Manuel Valls, una esperanza en ascenso en el partido que ha chocado reiteradamente con Aubry, calificó las primarias como un "intento final" por salvar el partido y "una cuestión de vida o muerte".

Bertrand Delanoe, alcalde de París y uno de los políticos más populares de Francia, fue uno de los primeros defensores de la idea.

Sólo el 9 por ciento de los franceses y el 11 por ciento de los seguidores socialistas querría que Aubry fuera la candidata a la presidencia, según otra encuesta publicada esta semana.

Esas cifras la colocan detrás de Delanoe y Ségolène Royal, que perdió las pasadas elecciones presidenciales frente a Sarkozy y la carrera para liderar el partido frente a Aubry.

El candidato preferido, con el 33 por ciento de los apoyos entre los franceses, es Dominique Strauss-Kahn, que dirige el Fondo Monetario Internacional.