28 de agosto de 2009

Líderes iraquíes despiden restos de figura chiíta clave

BAGDAD (Reuters/EP) - Líderes iraquíes se reunieron el viernes en el aeropuerto de Bagdad para recibir el cuerpo de una figura chiíta clave, cuya muerte podría aumentar la inestabilidad política antes de unas elecciones que muchos temen puedan verse afectadas por la violencia.

Abdul Aziz al-Hakim, quien lideró uno de los principales partidos chiítas de Irak, el Consejo Supremo Islámico Iraquí (CSII), murió el miércoles en Teherán, donde estaba siendo tratado por cáncer.

Las personas reunidas en el aeropuerto sollozaban fuertemente y arrojaban flores sobre el ataúd de Hakim, mientras era retirado del avión proveniente de Irán. Cerca de la aeronave, funcionarios iraquíes se sentaron en una carpa velatoria especialmente construida para la ceremonia.

El primer ministro iraquí, el chiíta Nuri al-Maliki, el presidente del país, el kurdo Jalal Talabani, y otras importantes figuras ofrecieron sus condolencias a Ammar al-Hakim, uno de los hijos del político fallecido y posible sucesor al frente del CSII.

El CSII, miembro de la coalición de Gobierno de Maliki, anunció la semana pasada que liderará una nueva alianza, principalmente chiíta, para competir en las elecciones nacionales de enero con la notable ausencia del primer ministro, desatando preguntas sobre una división de la mayoría chiíta de Irak.

"Hoy debemos hablar sobre tu pérdida para nosotros Sayyid Hakim, mientras estamos en una etapa sensible que todavía es crítica", dijo Maliki en un discurso utilizando un título honorario para Hakim, sin hacer referencias abiertas sobre la política chiíta.

El CSII y el partido Dawa de Maliki llegaron al poder tras ganar las elecciones del 2005 como parte de una amplia coalición chiíta, pero durante el último año las peleas por distintas alianzas se han intensificado.

Este panorama ocurre en medio de una continua violencia, mientras las fuerzas estadounidenses se preparan para retirarse, que plantea dudas sobre la durabilidad de los logros de Irak en materia de seguridad.

Algunos analistas creen que las disputas políticas podrían intensificar la violencia antes de las elecciones parlamentarias.

Hakim nació en 1950 y asumió el control del CSII después de que su hermano murió en el 2003 en un ataque con coche bomba.

Su entierro está previsto para el sábado en la ciudad sagrada chiíta de Nayaf, en Irak, pero su ataúd sería llevado antes a otros lugares chiítas.

Fundado en el exilio en Irán durante la gestión del dictador sunita Saddam Hussein, el apoyo al CSII proviene en gran parte del nombre de la familia de Hakim, reverenciado entre los chiítas por su linaje de eruditos y sacrificio frente a los ataques de Saddam y otros hechos de violencia.

"Estamos seguros de que el vacío dejado por el difunto al-Hakim será llenado por grandes hombres similares a los hermanos asesinados que lo precedieron", dijo Talabani, refiriéndose a varios de los hermanos del líder iraquí asesinados durante el Gobierno de Saddam.