18 de junio de 2009

Líderes UE acuerdan en principio reforma regulatoria

Por Jan Strupczewski y David Brunnstrom

BRUSELAS (Reuters/EP) - Los líderes de la Unión Europea acordaron en principio el jueves endurecer las normas de supervisión bancaria y en la creación de organismos regulatorios regionales para ayudar a evitar otra crisis económica global, dijeron fuentes de la presidencia de la UE.

Las fuentes dijeron que los líderes llegaron a un acuerdo en una cumbre en Bruselas, un día después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, develara lo que denominó la mayor reforma en la supervisión financiera de Estados Unidos desde la década de los años 1930.

"Hay un acuerdo en principio sobre el acuerdo de supervisión", dijo una fuente de la presidencia de la UE, ostentada por República Checa hasta finales de este mes.

Las propuestas de la UE implican crear tres organismos paneuropeos el próximo año, para garantizar que los países introduzcan nuevas normas sobre supervisión y un nuevo Consejo de Riesgo Sistémico Europeo que vigilaría los preámbulos de los riesgos a la estabilidad.

No estuvo claro inmediatamente si otros líderes de la UE habían tratado las preocupaciones de Gran Bretaña acerca de algunos aspectos de las reformas.

Londres quiere asegurar que su regulador nacional mantenga su poder de dirigir al sector de los servicios financieros, crucial para la economía británica, y se opone a los planes de que el Banco Central Europeo dirija la Junta de Riesgo Sistémico Europea permanentemente.

El primer ministro británico, Gordon Brown, señalando que Londres podría ceder terreno sobre el rol del BCE si obtuviera seguridades acerca de las facultades del regulador nacional, dijo antes de la cumbre: "Creo que los principios importan más que los individuos".

La cumbre pretende mostrar al bloque de 27 naciones que la crisis económica está bajo control, tras unas elecciones al Parlamento Europeo en las que hubo una abstención récord que destacó el descontento público con el manejo de la crisis por parte de la UE.

Los líderes de la UE dijeron que respaldarían la candidatura del conservador José Manuel Barroso para un segundo mandato de cinco años como presidente de la Comisión Europea y que esperaban darle garantías legales a Irlanda sobre soberanía nacional parar ayudar a los votantes irlandeses de que respalden un tratado que reforma la toma de decisiones en la UE en un referendo que se desarrollaría a comienzos de octubre.