1 de julio de 2013

LME intenta remedio chino para recortar demoras en depósitos de metales

Por Susan Thomas

LONDRES, 1 Jul. (Reuters/EP) -

- La Bolsa de Metales de Londres (LME) propuso el lunes una vasta reestructuración a su sistema de almacenamiento de metales que, si se implementa, ayudará a calmar a airados clientes industriales y a limitar las ganancias de bancos y comercializadoras que controlan los depósitos.

Varias compañías con depósitos registrados en la Bolsa, entre ellos Glencore, Trafigura, Goldman Sachs y JPMorgan, han hallado un negocio redituable en construir grandes inventarios, cobrando alquileres por almacenamiento y haciendo entregas sólo a un ritmo limitado.

Sus clientes industriales culpan a la bolsa de haber permitido largas esperas por material que compraron a través de la LME y quieren apartarse de los depósitos en la red global supervisada por la entidad bursátil. Los usuarios pueden tener que esperar hasta un año para recibir sus materiales.

La propuesta, que vinculará los ritmos de carga y descarga de los depósitos con listas de espera de más de 100 días calendario, está abierta al mercado de metales para un período de consultas de tres meses.

"Apreciamos las preocupaciones del mercado sobre la duración actual de las listas de espera de los depósitos", dijo Diarmuid O'Hegarty, jefe de operaciones de LME.

"Esta nueva propuesta podría ayudar a aliviar el problema y nos gustaría escuchar si los usuarios del mercado están de acuerdo", dijo O'Hegarty.

La respuesta inicial del mercado fue positiva. Uno de sus participantes, crítico del sistema actual, sugirió que podría ser incluso una "bala de plata" para terminar con el problema que ha aquejado a la Bolsa y a su nuevo propietario, Hong Kong Exchanges and Clearing (HKEX).

"Esto parece como que alguien realmente pensó en el tema", dijo la fuente del mercado. "Y no sólo sobre el problema en sí, sino sobre las consecuencias secundarias", agregó.

El presidente ejecutivo de HKEX, Charles Li, escribió el lunes en un blog que él consideraba una prima persistentemente alta como una condición malsana, "que no es una amenaza de muerte pero es altamente irritante y tiene el potencial de causar un daño a largo plazo".

"Esto puede solucionarse con un disparo de bazuka o una operación quirúrgica. En cambio, una postura modesta, como una 'cura china' podría ser el remedio", expresó Li. "De esto se trata esta consulta", agregó.

La decisión final sobre si se implementarán los cambios se tomaría en una reunión del comité directivo de la LME en octubre. Si la propuesta es adoptada comenzaría a regir a partir del 1 de abril del 2014.

Bajo la nueva propuesta, todo el metal acopiado en un depósito en un periodo de tres meses será medido. Si hay una lista de espera de más de 100 días calendario el depósito deberá despachar metal extra en base a una fórmula.

Por ejemplo, un depósito que actualmente debe entregar una cantidad diaria de 3.000 toneladas, de acuerdo a la nueva propuesta deberá despachar al menos 1.500 toneladas diarias más de lo que ingresa en él.