15 de agosto de 2009

Manifestantes contra García bloquean principal carretera de Perú

Por Madelyn Fairbanks

PISCO, Perú (Reuters/EP) - Cientos de manifestantes bloquearon el sábado la principal carretera de Perú, calificando de corrupto al Gobierno del presidente Alan García por no reconstruir la ciudad de Pisco en los dos años que pasaron desde que fue devastada por un sismo de magnitud 8,0.

García, cuyo índice de aprobación se encuentra alrededor del 27 por ciento, prometió una veloz reconstrucción después del terremoto que dejó más de 500 muertos y destruyó al menos 37.000 casas.

Pero dos años después, muchas víctimas del sismo habitan en viviendas precarias y algunos aún siguen en tiendas. Ellos dicen que nunca les llegaron los fondos multimillonarios de la reconstrucción, que se habrían desviado o perdido en una burocracia ineficaz.

García no puede buscar la presidencia en las próximas elecciones, en 2011, y los candidatos desde la izquierda a la derecha ya se posicionan para sacar ventaja de una amplia insatisfacción en torno al presidente y su partido, APRA.

"El presidente y el alcalde son mentirosos. Ellos no han hecho nada. Son corruptos", dijo Nilda Solís Miranda, residente de Pisco, que se encuentra a 250 kilómetros al sur de Lima, la capital.

Los manifestantes quemaron neumáticos y complicaron el tránsito en la carretera Panamericana. Algunos tenían palos y forcejearon con la policía antidisturbios, aunque no se reportaron heridos. Otros bailaban y ondeaban la bandera peruana.

Mientras la economía de Perú se desacelera como consecuencia de la crisis global, García, un favorito entre los inversionistas que aprueban sus políticas pro-mercado, ha enfrentado crecientes presiones domésticas.

Los votantes dicen que él no ha hecho lo suficiente para combatir la pobreza en una nación donde un tercio de la población es pobre.

García reformó su gabinete el mes pasado a fin de recuperar el apoyo que perdió cuando la policía y manifestantes indígenas chocaron en junio, dejando un saldo de más de 30 muertos.

En otra señal de frustración, el sábado los residentes del pueblo andino de Paucartambo tomaron parte de una planta de energía y redujeron a una docena de policías.

Los manifestantes exigían que la compañía que opera la planta, EnerSur, les compre fertilizante para sus granjas.