17 de septiembre de 2009

Merck y Wellcome Trust lanzan plan de acceso de pobres a vacunas

Por Ben Hirschler y Kate Kelland

LONDRES (Reuters/EP) - El grupo farmacéutico Merck & Co se unió a la entidad benéfica británica Wellcome Trust para llevar adelante un plan conjunto sin fines de lucro con el fin de brindar acceso a vacunas a los países pobres.

Es la primera vez que un laboratorio y una entidad caritativa suman fuerzas en este sentido para crear vacunas para el mundo en desarrollo.

Los socios dijeron el jueves que invertirían equitativamente en la investigación y desarrollo del proyecto, que se inicia con una contribución conjunta de 90 millones de libras esterlinas (148 millones de dólares) a siete años.

Según un comunicado de la Alianza GAVI, casi 2,3 millones de niños aún mueren cada año por enfermedades prevenibles con vacunas.

La iniciativa de Merck-Wellcome es el esfuerzo más reciente por demostrar "buena ciudadanía" de parte de la industria farmacéutica, criticada por no hacer lo suficiente para ayudar a las personas de Africa y otras regiones pobres a acceder adecuadamente a la medicina.

En otra acción llevada a cabo en febrero, GlaxoSmithKline se comprometió a colocar muchas de sus patentes de fármacos para enfermedades tropicales en un "fondo" libre.

Pero el presidente ejecutivo de Merck, Richard Clark, dijo que contar con esa especie de libro abierto sobre las patentes no combatía el problema de acceso a los productos que sufre el mundo en desarrollo, como sí lo hace el nuevo programa.

El emprendimiento Hilleman Laboratories, denominado así por el científico Maurice Hilleman que trabajaba en Merck y desarrolló más de 30 vacunas, se asentará en India con un personal de 60 personas.

Se centrará en áreas relevantes a los países de bajos ingresos, como la producción de vacunas estables en el calor que no requieran refrigeración y al desarrollo de inmunizaciones contra el estreptococo del grupo A.

Merck y Wellcome indicaron que esperan que otros grupos farmacéuticos colaboren en el futuro, incluidas compañías genéricas indias, que jugarían un papel central en la manufacturación.

A largo plazo, el objetivo es volver a Hilleman Laboratories autosuficiente, dado que podría llegar a vender algunas de sus innovaciones a las naciones ricas.

Las vacunas son la mayor esperanza para combatir muchas enfermedades en los países pobres, pero en muchos casos son demasiado costosas o no logran adecuarse a las condiciones del clima tropical.

Respecto a los datos de UNICEF que muestran que la cantidad de niños menores de 5 años que mueren cada año cayó por debajo de los 9 millones por primera vez, GAVI dijo el jueves que el 25 por ciento de las muertes aún podría evitarse con vacunas.

"La demanda de los países de bajos ingresos de nuevas vacunas para salvar vidas nunca fue mayor. Debemos responder a ese pedido", señaló el presidente ejecutivo de GAVI, Julian Lob Levyt.

(1 dólar= 0,6079 libras)