30 de diciembre de 2013

Merkel dice que arreglar la crisis de la zona euro es vital para Alemania

Por Erik Kirschbaum

BERLÍN, 30 dic, 30 Dic. (Reuters/EP) -

- La canciller Angela Merkel le dirá a los alemanes que la fortuna de su país está atada a la de la Unión Europea y por lo tanto es imperativo encontrar respuestas para resolver de forma permanente la crisis de deuda soberana de la zona euro.

En un extracto del tradicional discurso de la víspera de Año Nuevo que pronunciará el martes por la tarde, Merkel dice que Alemania tuvo que trabajar mucho para mantener su propia fortaleza económica.

Merkel, quien recientemente fue reelecta para un tercer mandato, dijo que los principales objetivos eran seguir trabajando para mejorar el equilibrio presupuestario del país y concretar una transición exitosa desde la dependencia en combustibles nucleares y fósiles hacia el uso de energías más renovables.

"Todos sabemos que el progreso de nuestro país depende más que nunca de los avances de Europa y de superar de forma duradera la crisis de deuda soberana en serio", menciona Merkel, de 59 años, en el discurso que será transmitido por las redes de televisión pública.

Alemania, el mayor contribuyente de la Unión Europea, ha estado en el centro de la crisis de la zona euro. La economía más grande del bloque ha disfrutado de un crecimiento sostenido y una tendencia a la baja en el desempleo, en fuerte contraste con algunos socios de la zona euro.

No obstante, muchos alemanes desconfían de la entrega de apoyo financiero a otros países de la zona euro en problemas. En un principio, en el gobierno de Merkel también había reservas respecto a asistir a otros países, lo que según analistas exacerbó la crisis.

Merkel, que pasó tres meses tras ganar la reelección en septiembre intentando formar un Gobierno de coalición amplia entre izquierda y derecha -que finalmente asumió sus funciones en diciembre-, no brindó detalles sobre planes de reforma.

Su nueva coalición ha fijado una ambiciosa meta de elevar a más del doble el uso de fuentes de energía renovables en el país, desde el 20 por ciento actual a un 40 o 45 por ciento el 2025.

"Hay mucho trabajo por hacer para que Alemania siga fuerte en el futuro también", dice Merkel en el texto.

"Lo que es más importante para mí es que hemos puesto nuestras finanzas en orden para las generaciones futuras y que hemos triunfado con la transformación energética", agrega.

Alemania se ha esforzado por reducir sus déficits presupuestarios durante la última década, apuntando a presupuestos equilibrados entre 2013 y 2015 y un superávit del 0,5 por ciento del Producto Interno Bruto en 2016 y 2017.

(Traducido por Nadia López, editado por Hernán García)