11 de septiembre de 2009

METALES BASICOS-Cobre cierra con pérdidas, demanda preocupa

Por Humeyra Pamuk y Kylie MacLellan

LONDRES (Reuters/EP) - El cobre cerró con pérdidas el viernes en Europa en una extensión de la profunda caída del día previo, con los inversores preocupados por los altos precios sin que haya una demanda real.

La debilidad del dólar previno de una mayor caída.

El cobre se ha movido en un rango de 500 dólares desde el comienzo de agosto, mientras el mercado intenta descifrar el ritmo de la recuperación y los precios quedan expuestos a una corrección tras más que duplicarse desde principios de año.

El cobre para entrega a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME por sus siglas en inglés) cerró a 6.250 dólares la tonelada desde 6.294 dólares el jueves, cuando perdió un 3 por ciento de su valor.

"Parece que hay un buen piso en torno a los 6.000 dólares y es difícil pensar que pueda quedar debajo de eso y quedarse allí un buen tiempo, considerando que el dólar está bastante débil", dijo Robin Bhar, analista de Calyon.

"Pero el cobre podría encontrar dificultades para avanzar más allá si no vemos el aumento real de la demanda que hemos estado esperando", agregó.

El dólar cayó a un mínimo de un año frente a una cesta de divisas, haciendo a los metales industriales más baratos para los tenedores de otras monedas.

Los datos estadounidenses del sector consumidor, que fueron mejores a los previstos, se sumaron a las crecientes expectativas de recuperación económica y también impulsaron el alza de los precios de los metales.

Pero los datos de inventarios subrayaron la débil demanda.

Las existencias de cobre en los depósitos de la Bolsa de Futuros de Shanghái se dispararon 10.288 toneladas, a 97.396 toneladas esta semana desde la anterior, alcanzando el mayor nivel en más de dos años, en un alza mucho mayor a la esperada por el mercado.

En la LME, los inventarios de cobre han aumentado casi un 25 por ciento desde principios de julio para ubicarse en 318.000 toneladas.

"El cobre podría fácilmente caer otros 500 dólares", dijo un operador de la LME. "Septiembre suele ser un mes de liquidaciones", añadió.

El plomo siguió cayendo tras perder más de un 13 por ciento en la sesión previa luego de un reporte del organismo investigador Antaike, controlado por el Gobierno chino, que dijo que el excedente del metal refinado previsiblemente crecerá este año y se agrandará más en el 2010.

El material utilizado para la fabricación de baterías terminó a 2.065 dólares la tonelada desde 2.120 dólares el jueves. El aluminio cerró a 1.845 dólares desde 1.854 dólares.

El níquel, metal usado en la fabricación de acero, finalizó a 16.950 dólares la tonelada desde 17.200 dólares, mientras que el zinc cerró a 1.865 dólares la tonelada desde 1.920 dólares.

El estaño subió a 14.400 dólares desde 14.150 dólares.