27 de agosto de 2009

México cambiará normas de divulgación de costos de los créditos

MEXICO DF (Reuters/EP) - México modificará las normas de divulgación de los costos anuales de los créditos, en una medida que busca hacer más clara la información que ofrecen los bancos acerca de sus productos y estimular la competencia, dijo el jueves un funcionario del Banco de México.

El llamado "costo anual total", o "CAT" es una medida de las tasas de interés, comisiones e impuestos que pagan los mexicanos por sus créditos, diseñada para proporcionar mejor información a los usuarios de servicios financieros.

Pero José Quijano, director de análisis financiero del banco central mexicano, dijo que en el ámbito de las tarjetas de crédito, el CAT no ha logrado ese objetivo, pues los bancos no lo presentan de manera homogénea.

México ha visto crecer su cartera de crédito al consumo en los últimos años, mientras los bancos compiten por los clientes en un mercado liderado por algunos de los mayores jugadores mundiales, como los españoles BBVA y Santander, el británico HSBC y Citigroup.

Pero algunos críticos y funcionarios dicen que los bancos dan escasa y poco clara información acerca de las opciones de sus usuarios en el área de tarjetas de crédito.

La regulación "no ha generado incentivos en los intermediarios para competir, ofreciendo tasas de interés más bajas a los clientes de menor riesgo, porque éstas no se reflejan en CATs más bajos", dijo Quijano en una presentación.

Los cambios a la regulación del CAT, que entrarían en vigencia en noviembre, harán que los bancos ofrezcan información públicamente acerca de sus niveles promedio de tasas, al tiempo que excluirán el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del cálculo del mismo, entre otros, dijo Quijano.

En los contratos individuales los bancos deberán informar de la tasa específica para cada cliente, añadió.

A pesar de la fortaleza del sector financiero mexicano, el negocio de las tarjetas de crédito se ha convertido en un dolor de cabeza, con niveles de morosidad de más del 12 por ciento, muy por encima del nivel de créditos vencidos del sistema en su totalidad, que ronda el 4 por ciento.